El BCRA canceló anticipadamente los préstamos con bancos internacionales por US$ 5000 millones