El BCRA compró más dólares y evitó que siguiera en baja

Absorbió US$ 125,9 millones; la divisa finalizó en $ 2,79
(0)
10 de mayo de 2003  

El dólar no repunta y los economistas prenden luces de alerta, pero el Banco Central confía en su suerte, y en que la mayor emisión de pesos no degenere en inflación. Las pizarras siguieron ayer sin mostrar las consecuencias de una menor demanda de divisas, al punto que el tipo de cambio minorista se mantuvo en $ 2,74 comprador y $ 2,79 vendedor. Pero sólo gracias a que el BCRA absorbió US$ 125,9 millones.

La adquisición de billetes por la entidad se elevó así en la semana a US$ 425 millones, más que en las anteriores cuatro semanas juntas, o en todo abril. Esto generó, además, que el BCRA debió entregar a cambio casi $ 1200 millones en apenas cinco ruedas. Y más de $ 1800 en las últimas diez.

Para el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, eso no le preocupa al Gobierno. "La emisión mesurada del Banco Central no tiene efectos inflacionarios", afirmó, además de sostener que el tipo de cambio sigue siendo competitivo para los exportadores. El contrapunto llegó desde otro despacho oficial. El ministro de la Producción, Aníbal Fernández, destacó que "al campo se le está aplicando el 20% de retenciones y con un dólar de 2,80 pesos, se le está sacando 56 centavos". Una pizarra para exportar de 2,24 pesos.

Aún así, la sobreoferta de divisas no se detuvo. La Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y el Centro de Exportadores de Cereales, entidades que aglutinan un tercio de las exportaciones, liquidaron ayer US$ 61,7 millones. En lo que va del año, US$ 2924 millones.

Algunos economistas comienzan a vislumbrar un panorama cambiario más complicado. "Todavía hay espacio para seguir con esta política cambiaria, pero no puede continuar hasta el infinito. Será necesario implementar un buen programa económico en unos meses, como máximo", comentó a LA NACION el economista jefe de la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericans (FIEL), Daniel Artana.

"No todos los dólares que absorbe el Central quedan allí, ya que afronta vencimientos con el Banco Mundial y el BID, entre otras cuestiones. Esto hace que si se revierte la tendencia, el Central no tendrá los dólares necesarios para vender -indicó-. Además, aunque las divisas se acumulen en la entidad, puede surgir la inflación, lo que sólo se puede evitar con una mayor absorción por medio de Lebac, aunque el Estado no puede endeudarse demasiado porque ya está excedido. Es complejo."

Mayorista récord

Un informe de la sociedad bursátil Allaria Ledesma señaló que "pese a las medidas anunciadas por el Central, la caída continuó pronunciándose. La presión de la oferta sigue siendo demasiado agresiva, dada la liquidación de los exportadores, las altas tasas ofrecidas para los depósitos bancarios y el retraso en la reestructuración de las deudas corporativas".

La plaza mayorista operó ayer con volúmenes récord. El Mercado Abierto Electrónico negoció US$ 242,6 millones, con una pizarra final de $ 2,78 para la compra y $ 2,83 para la venta, aunque esto último no reflejó lo ocurrido a lo largo de la rueda. "El promedio del precio quedó en 2,7217 pesos. Muy abajo, mientras que en los precios más altos que hubo sobre el cierre se hicieron muy pocas operaciones. Todavía no llegamos al piso que puede dar el dólar. Quizás el lunes esté un poco más movido, pero aún no", afirmó un operador mayorista. "El mercado está muy raro, muy complicado. Hay que seguirlo muy de cerca", afirmó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.