La divisa cerró sin cambios. El BCRA jugó fuerte para sostener el dólar