El BCRA volvió a bajar la tasa y ya cayó 25 puntos en la "era Pesce"

Bajo del 40% al 38% nominal anual. Miguel Pesce confía en la solidez del "respiro" inflacionarios y busca que el abaratamiento del costo del dinero impulse la actividad
Bajo del 40% al 38% nominal anual. Miguel Pesce confía en la solidez del "respiro" inflacionarios y busca que el abaratamiento del costo del dinero impulse la actividad Fuente: Archivo
Javier Blanco
(0)
5 de marzo de 2020  • 18:31

El directorio del Banco Central (BCRA) decidió hoy aplicar el octavo recorte a la tasa de interés de referencia desde que comenzó la "gestión Pesce" al bajarla del 40% al 38% nominal anual.

De este modo, ya la redujo en 25 puntos , dado que estaba en el 63% anual al iniciar la nueva gestión: este es el primer recorte de marzo, tras los dos aplicados en diciembre, los otros tres de enero y los restantes dos de febrero (el último hace 15 días).

La determinación ya había trascendido en los últimos días y, tal como el propio Miguel Pesce (presidente del BCRA) se encargó de explicar en la mañana por radio, responde a la baja que estaría mostrando la inflación. "Estamos viendo una desaceleración que esperamos que se confirme en marzo. Y esto permite la baja de las tasas de interés en pos de un cambio de expectativas y para que empiece un proceso de reactivación que todavía no dio señales", se sinceró.

En esa entrevista incluso vaticinó que el dato de inflación de febrero, que se conocerá en una semana, "va a estar debajo del 2%" y que la de alimentos "va a ser menor a la de enero", que sería lógico, dado que la del primer mes del año para ese importante rubro más que duplicó el promedio general del IPC (4,7% contra 2,3%).

En un comunicado, el BCRA aclara que, con esta reducción, la tasa de referencia en términos efectivos se ubica en el 45,4% anual, y eso "la mantiene en terreno positivo suficiente para promover el ahorro en pesos y a la vez recomponer la situación crediticia de familias y empresas a través de la reactivación del crédito".

Sin embargo, no pasa desapercibido que el recorte que los bancos aplicaron a las tasas pasivas (las que ofrecen al público para captar ahorro) ya las llevó a ubicarse en el 28,7% anual promedio por colocaciones minoristas a plazo fijo tradicionales, lo que las deja por debajo de la inflación que espera el mercado para los próximos meses.

En el mercado estiman que la decisión forma parte del mandato político que recibió el BCRA de poner "toda la carne al asador" para alentar una reactivación del consumo, el componente más golpeados de los últimos años. Más aún tomando en cuenta que el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) acaba de mostrar que los analistas ven al actual período de desinflación como "transitorio", ya que esperan un rebote desde marzo, que a mitad de año se repetiría, algo presuntamente vinculado a los planes oficiales para descongelar hacia entonces algunos precios o tarifas.

El comunicado oficial lo reconoce, en buena medida, al sostener que si bien la decisión se adoptó a partir de "las señales de consolidación del proceso desinflacionario", la medida también apunta a "generar condiciones que favorezcan la recuperación de la actividad económica", dado que si bien hay una mejora incipiente en varios indicadores de actividad, "aún no hay evidencias firmes de salida de la fase recesiva".

Algunos economistas creen que el recorte de tasas responde más al mandato reactivador que a las certezas sobre un camino definido de baja en la inflación.

Para el economista Juan Ignacio Paolichi, del Estudio EcoGo, la decisión del BCRA es "algo apresurada". Explica: "No parecen estar dadas las condiciones como para asegurar que la trayectoria bajista que tuvo la inflación en la primera parte del año se sostenga. Y, dado que la economía no ganó previsibilidad aún, y tiene por delante la reestructuración de la deuda, luce prematuro cuando -por ejemplo- aún no hay datos que muestren una recuperación de la demanda de pesos".

Su colega Federico Moll, director de Ecolatina, reconoce que hay una brecha entre las expectativas inflacionarias con que se conduce el BCRA y las del mercado. "Si los datos le dan la razón en adelante, la tasa actual está bien. De lo contrario, estarán creando un problema, al no generarse incentivos para el ahorro en pesos, porque vamos camino a tasas cada vez más negativas en términos reales", dice Moll, quien coincide con Paolichi al considerar a la desaceleración inflacionaria de enero y febrero como "no sostenible".

La nueva tasa de política monetaria regirá a partir de la próxima licitación de Leliq, que se realizará el martes 10 de marzo. El BCRA aclara que, tras la nueva reducción, la tasa de referencia se ubica en el 45,4% anual, lo que la mantiene en terreno positivo suficiente para promover el ahorro en pesos y a la vez recomponer la situación crediticia de familias y empresas a través de la reactivación del crédito.

Por otra parte, Pesce hizo referencia a la deuda y comentó que el Banco Central está confeccionando un informe sobre el proceso de endeudamiento durante la gestión del ex presidente Mauricio Macri.

"Estamos buscando datos con criterio estadísticos y no nombres en particular. El mayor uso que tuvo el endeudamiento durante la gestión anterior fue la formación de activos externos. En 2018 y 2019 tuvimos récord: 26.000 millones y 27.000 millones, respectivamente. Fue un proceso de carry trade , ya que ingresaban capitales, se hacían de una tasa de interés muy alta y volvían a salir", explicó.

Y añadió que otras cifras del informe dan un promedio de aquellos que compraron divisas en el orden de los US$4000 por persona. "Ahora hay que ver hacia adentro cómo es su composición. Hay que estudiar el volumen de la formación de activos externos", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.