El buen clima interncional impulsó el precio del petróleo