El canciller negó trabas para importar