El canje de la deuda externa se avalará con recaudación

Cavallo afirmó que no se pidieron garantías al Tesoro norteamericano ni a otros gobiernos
Jorge Rosales
(0)
17 de noviembre de 2001  

OTTAWA, Canadá.- El canje de la deuda argentina en manos de inversores extranjeros será garantizada completamente por la recaudación impositiva y no con fondos del Tesoro de los Estados Unidos, el FMI, el Banco Mundial o el BID, afirmó ayer el ministro de Economía, Domingo Cavallo.

"No hemos pedido garantías ni al Tesoro de los Estados Unidos ni a ningún otro gobierno", señaló Cavallo luego de un encuentro de una hora y cuarto con el secretario del Tesoro, Paul O´Neill; su segundo, John Taylor, y el titular de la Reserva Federal (Fed), Alan Greenspan. "Siento que ellos apoyan nuestra decisión por buscar una negociación con los acreedores, que permita una reducción significativa del costo de nuestra deuda que ayude a promover el crecimiento de la economía. Ellos lo comprendieron muy bien y siento que nos están apoyando y mucho", dijo Cavallo en conferencia de prensa.

Previamente, O´Neill ya había adelantado que "las cosas con la Argentina van a estar bien", en un breve contacto con periodistas.

La búsqueda de una solución para que la crisis argentina no concluya en una cesación de pagos, pero que a su vez no rompa las reglas de juego del sistema financiero mundial, se ha transformado en uno de los temas centrales de las sesiones del Grupo de los 20, el FMI y el Banco Mundial, que reúne a los ministros de finanzas de los países más ricos (G-7) y de mercados emergentes.

La importancia y magnitud del problema argentino lo explica la poco común presencia de Greenspan en la reunión que Cavallo mantuvo con O´Neill. No es usual que el titular de la Fed participe en este tipo de encuentros bilaterales. Por eso, en Buenos Aires se especuló ayer con que su presencia se debía a la posibilidad de una quita mayor en los intereses de la deuda. Todavía resuena la expresión de O´Neill de anteayer, cuando dijo que si los inversores habían colocado dinero a una tasa del 40% tenían que enfrentar con su propio capital los riesgos asumidos.

Un vocero del Tesoro norteamericano señaló, a su vez, que el plan de refinanciación argentino "ofrece argumentos de que funcionará". La reunión fue en el primer piso del señorial hotel Chateau Laurier, que domina el centro de Ottawa, severamente controlado por guardias con cascos, chalecos antibala y lanzagases. O´Neill, Taylor y Greenspan escucharon una explicación de Cavallo sobre el programa económico, el plan de canje de la deuda y sobre las garantías que el gobierno de Fernando de la Rúa pondría en la renegociación con los acreedores. Según una fuente de la delegación argentina, en el encuentro no se planteó ningún pedido concreto de asistencia.

Greenspan prestó mucha atención y casi no hizo preguntas, dijo la fuente. Los que sí pidieron explicaciones fueron O´Neill y Taylor. Quisieron saber qué salida se tomará si hay presiones para devaluar. Cavallo respondió que antes que devaluar el Gobierno iría hacia la dolarización, como había publicado ayer The Wall Street Journal.

"Fue excelente y muy cordial", sintetizó Cavallo a LA NACION cuando se dirigía a la rueda de prensa.

A esa misma hora, en Washington, los secretarios de Hacienda, Jorge Baldrich, y de Finanzas, Daniel Marx, presentaban al staff técnico del FMI los detalles del acuerdo con los gobernadores. Y también la mala noticia de la caída de la recaudación, que coloca al país al borde del incumplimiento fiscal. Pasado mañana habrá una reunión con el titular del FMI, Horst Koehler, en la que se podría acelerar el desembolso de los US$ 1270 millones previstos para los primeros días de diciembre.

Cavalo también recibió el apoyo del presidente del Banco Mundial, James Wolfensohn, y del ministro de Economía de Brasil, Pedro Malán, y se reunió con los ministros de Hacienda de Japón, Masajuro Shiokawa; de Canadá, Paul Martin, y de Italia, Giulio Tremonti. Hoy lo hará con sus pares de Alemania, Hans Eichel, y de Francia, Laurent Fabius.

El país, en el centro de la escena

Paul Martin

Ministro de Finanzas de Canadá

  • “Observemos qué pasa con la Argentina: no puede resolver sus problemas porque el mecanismo (que les permita a los países muy endeudados declararse en bancarrota) no existe.”
  • James Wolfensohn

    Presidente del Banco Mundial

  • “Por lo que he oído, el país y Cavallo están realizando un tremendo progreso. Si funciona la reprogramación con el FMI, estamos muy listos para entrar y continuar nuestro programa.”
  • Pedro Malan

    Ministro de Hacienda de Brasil

  • Luego de un almuerzo con el ministro argentino, dijo que “Cavallo cree que el canje de la deuda está caminando muy bien, y nosotros lo vamos a apoyar, como siempre lo hemos hecho.”
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.