El capital español espera y observa

Las empresas de ese país consideran que Menem mantiene una deuda con ellas
Alejandro Rebossio
(0)
6 de mayo de 2003  

Las empresas y la sociedad de España difieren en su visión sobre la política argentina. Así lo dejó en claro Alfonso Osorio y García, ex vicepresidente del gobierno español en 1976, en tiempos de la transición democrática, que llegó a Buenos Aires para participar, a partir de pasado mañana, del VI Encuentro Anual de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE).

"Las empresas consideran que el ex presidente Menem (Carlos) tiene una deuda con ellas", explicó Osorio, retirado de la vida política, pero con innumerables contactos entre los principales hombres de negocios de su país. "En cambio, la opinión pública está sorprendida de que Menem haya terminado primero", agregó.

Más allá de cuál sea el resultado de la segunda vuelta electoral, el capital español -que disputó con el norteamericano el liderazgo de la inversión extranjera en la Argentina de los años noventa- guarda una actitud de "esperar y ver", según Osorio. De todos modos, afirmó que "el banquero más importante de España" le manifestó su fe en la Argentina.

La actitud de cautela también la ha adoptado el gobierno del político conservador José María Aznar, según el ex representante de la derecha española. "España debería tener una política más directa y comprometida hacia la Argentina", criticó. El candidato oficialista, Néstor Kirchner, es "casi absolutamente desconocido" y constituye una "incógnita" para las corporaciones hispanas, en opinión de Osorio. El ex vicepresidente admitió que las manifestaciones de Kirchner en la campaña "preocuparon seriamente", pero les restó importancia por su carácter electoralista. Se refirió así a las declaraciones del gobernador santacruceño en favor de la reestatización de los trenes y el petróleo, de las que rápidamente se desdijo.

La imagen de Duhalde

Osorio también opinó sobre el padrino de Kirchner, el presidente Eduardo Duhalde: "Su imagen en España no es brillante, pero se admite que recibió el Gobierno sin una base sólida sobre la que apoyarse". A partir de su experiencia política iniciada en 1963, bajo el régimen franquista, se atrevió a predecir que Kirchner, si gana, se independizará de la tutela de su antecesor. "La teoría de que quien elige domina al elegido es equivocada. En España sucedió cuando Carlos Arias Navarro apoyó a Adolfo Suárez, con quien terminó enfrentado."

Los analistas políticos españoles, según Osorio, deseaban el triunfo del candidato del Movimiento Federal Recrear, Ricardo López Murphy, "porque consideran que hay un partido dominante (PJ) que condiciona mucho la política argentina". Ellos anhelan que el país recupere el bipartidismo, como en las democracias europeas. "Claro que es una visión desde el otro lado del Atlántico", matizó el ex funcionario que disertará el viernes en ACDE sobre su testimonio de la transición española, en la que se lograron consensos entre políticos, empresarios, sindicalistas y representantes de la sociedad civil. El encuentro "Hacia una verdadera nación" se destinará al debate sobre la necesidad de una reforma institucional en la Argentina.

Osorio recordó que en España se alcanzaron acuerdos porque todos los sectores y partidos políticos cedieron hasta en lo que ellos consideraban sus derechos indeclinables. Algo muy distinto de lo sucedido en la Mesa de Diálogo Argentino.

Térmometro español para las elecciones

CARLOS MENEM

Positivo

  • Las empresas españolas ven con buenos ojos a Carlos Menem porque consideran que el ex presidente mantiene una deuda con ellas.
  • Atrae por la ortodoxia económica de su anterior gestión.
  • También se valora la capacidad de gobierno que demostró en los noventa.
  • Negativo

  • La opinión pública española, en cambio, no se explica por qué los argentinos dieron a Menem la victoria en la primera vuelta electoral.
  • La sociedad civil lo responsabiliza de la actual crisis económica.
  • Empresas y ciudadanos admiten que su gobierno quedó manchado por la corrupción.
  • NESTOR KIRCHNER

    Positivo

  • Las corporaciones españolas relativizan las declaraciones de Néstor Kirchner en favor de un nuevo modelo económico.
  • No se descarta que si gana, se independizará de la tutela del presidente Eduardo Duhalde.
  • Pese a todo, se admite que Duhalde recibió una herencia pesada.
  • Negativo

  • Las empresas hispanas se asustaron por el apoyo inicial de Kirchner a la reestatización de los ferrocarriles y el petróleo.
  • El gobernador santacruceño es prácticamente desconocido.
  • Su promotor, Duhalde, carece de una "imagen brillante" en España.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.