El cheque cancelatorio: un recurso para grandes compras

Sólo pueden emitir cheques quienes tienen cuenta corriente
(0)
8 de diciembre de 2001  

Sólo pueden emitir cheques quienes tienen cuenta corriente. Por eso, la restricción en la circulación de dinero en efectivo dispuesto por el Gobierno plantea un problema para quienes sólo manejan una caja de ahorro. Estos últimos también pueden utilizar esas órdenes de pago, pero de cancelación, que son los cheques que emite el banco a pedido de un cliente.

En realidad, el cheque cancelatorio es emitido por el Banco Central y entregado en consignación a los bancos. Este instrumento de pago no registra antecedentes en la economía mundial.

Fue ideado para que el segmento no bancarizado de la población pudiera realizar transacciones que superan los 10.000 pesos, ya que desde comienzos de año, por ley, no pueden realizarse en efectivo.

Para obtener un cheque cancelatorio, la persona debe acudir al mostrador del banco y solicitar la orden de pago que se debitará de su caja de ahorro.

Claro que antes deberá completar una declaración jurada en la que explique el uso que planea darle a ese cheque. Por ejemplo, comprar un automóvil o un departamento. En general se utilizan para operaciones grandes y no tiene costo para el cliente.

Una vez emitidos, los cheques cancelatorios tienen una validez de hasta 30 días corridos.

En ese documento se deben consignar los datos del comprador y del vendedor, y el número de documento, como también el CUIT.

Nueva necesidad

La nueva situación planteada por las medidas económicas que restringen la circulación de efectivo originaron una nueva necesidad para quienes no manejan cuentas corrientes.

Ahora, las entidades financieras estudian lanzar en los próximos días un sistema de pago que es equivalente al cheque cancelatorio para los pagos de montos menores.

Los bancos emitirán un documento similar a ese cheque para que la gente que no tiene una cuenta corriente pueda cancelar sus pagos sin usar efectivo.

Serán sin costo también, pero se emitirán por el monto que solicite el cliente. La mayoría de los bancos todavía no lo instrumentó. Algunos también lo llaman cheque de pago financiero.

Para tener en cuenta

¿para qué sirve un cheque cancelatorio?

Fue ideado para que el sector no bancarizado de la población pueda hacer transacciones que superan los 10.000 pesos.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.