El ciclo termina en el 2013

Orlando J. Ferreres
Orlando J. Ferreres PARA LA NACION
(0)
27 de marzo de 2012  • 01:58

Es sabido que los términos del intercambio a favor de las materias primas no solo están influenciados por factores estructurales (tendencia) sino también por factores coyunturales u oscilatorios (ciclo). Estos últimos factores han sido muy relevantes en los últimos 5 ó 6 años. Uno de esos factores cíclicos es la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal americana. No es lo mismo para evaluar el precio de las materias primas que esta tasa de interés sea de casi cero, o de 6 % o de 14%, como ocurrió en el pasado.

Ben Bernanke, el máximo responsable de la FED declaró públicamente que el ciclo de tasas de interés bajas de 0,25 % anual que viene observándose en los últimos 5 o 6 años va a durar hasta el 2014. Los movimientos del Banco Central Europeo van en la misma dirección, a tasas de interés cercanas a cero por el momento. El Banco Central de Japón hace ya tiempo que tiene tasas de interés de referencia del mismo tenor. En otras palabras, todos los países desarrollados se han visto obligados a adoptar medidas de incentivo extremas para evitar males mayores y sostienen a sus economías en el respirador artificial, hasta que estén en condiciones de volver a caminar por su cuenta. En ese momento se van a normalizar la tasa de interés y también otras variables económicas.

Para poder evaluar si los cambios de tendencia serían como se pronostica, analizamos las apreciaciones de Ben Bernanke a la luz de las cifras de desempleo americano, que es una variable clave para establecer esta política de tasas. Cuando asume el presidente Barack Obama, el desempleo como proporción de la población activa venía subiendo de 4,5% en 2007, hasta 5-5,5% hacia fines del 2008. C. Romer y J. Bernstein, asesores principales de Obama, para fundamentar los pedidos de apoyo de dinero al Congreso americano por cifras inimaginables en tiempos anterioes , explicaron que el desempleo, si no se hacía nada, llegaría a 9 % en el 2010 (al año siguiente de asumir Obama) y después la situación mejoraría lentamente hasta volver a cifras de 5% (normales) en el 2014. Por lo tanto, había que aprobar el Plan de Recuperación (Recovery Plan) que permitiría poner un techo al desempleo solo en 8% y bajarlo más rápido, aunque reconocían que la gravedad de la crisis era de tal magnitud que sólo se llegaría al 5% de desempleo en el 2014, y el Plan sólo permitiría moderar la tasa de desempleo, pero no el tiempo que llevaba absorber todo el problema.

Podemos ver en rojo la evolución de la realidad del desempleo y compararla con la que se había previsto. Aunque el plan se aprobó, no fue tan efectivo como se esperaba y el desempleo llegó no al 8% sino que se fue al 10% para 2010. Además, le costó bajar a la cifra actual de 8,3%. Entendemos que seguirá bajando, siguiendo las líneas trazadas en el estudio, pero siempre un poco más arriba y se va a normalizar hacia fines del 2013. Por eso, el responsable de la política monetaria de Estados Unidos dice que las tasas de interés van a subir recién en el 2014.

Cuando suban las tasas americanas a cifras normales, se acabó el ciclo alcista de las materias primas agrícolas y de liquidez fácil para los países emergentes. Los países centrales van a volver a ser una aspiradora de liquidez internacional y se van a llevar todo el sobrante que hoy circula por el mundo buscando alguna ocupación atractiva y sólo la encuentra con muchas dificultades. Tenemos a lo sumo 2 años para anticipar el problema sin contar que los mercados suelen adelantarse un poco, apenas vean los primeros signos efectivos de esta tendencia, es decir, las primeras subas de las tasas de interés de referencia. Esto también lo dice Carmen Reinhart, en una entrevista publicada el 18 de marzo, en la revista Emerging Markets: "Las tasas de interés bajas se han acompañado por un boom de los términos del intercambio para los exportadores de commodities de America Latina" y también ha habido una fuerte entrada de capitales a los países emergentes (Brasil, Chile, Perú, Colombia), sugiriendo que esto no va a durar todo el tiempo.

En conclusión, los dirigentes de nuestro país no deberían suponer que estas tasas de interés y estos términos del intercambio se van a mantener siempre. Son parte de un ciclo de bajas tasas y precios altos y posteriores subas de tasas y bajas de precios. Esta vez no es diferente, es igual que en el pasado. ¿Y cuándo puede terminar este ciclo? Cuando termine el ciclo de bajas tasas de interés, en el 2013 ó 2014, como ya viene avisando Ben Bernanke, pues allí se normalizaría el desempleo de EE.UU.. Vayámonos preparando para este riesgo eventual, aunque bastante probable. Un escenario (teórico) de precio de la soja debajo de los 300 dólares/ton sería muy impactante en la Argentina, aunque sería un precio muy alto aún comparado con los 160 dólares de la época de De la Rúa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.