Mercados. El clima sigue enrarecido