El pulso argentino: la sociedad y los mercados. El consumo en un país dividido