El consumo masivo cayó un 6% en mayo y no ven recuperación

La consultora Kantar confía en que, en el mejor de los casos, podría haber estabilización este mes; el año terminaría con una baja de hasta 4%
La consultora Kantar confía en que, en el mejor de los casos, podría haber estabilización este mes; el año terminaría con una baja de hasta 4% Fuente: Archivo
(0)
27 de junio de 2019  

Pese a que algunos sectores de la economía muestran algunas leves mejoras, el bolsillo no refleja aún una reacción. La canasta de consumo masivo elaborada por la consultora especializada Kantar cayó un 6% en mayo con relación al mismo mes del año pasado y acumuló de esta manera una contracción del 8% en los primeros cinco meses del año.

Según el análisis Consumer Thermometer, que realiza Worldpanel Division de Kantar, sobre la base del consumo de los hogares argentinos, hay "pocos indicios" de recuperación en el corto plazo.

"Más allá de la relativa desaceleración que muestra la caída del consumo masivo, aún no podemos afirmar que tocamos fondo ni estamos viendo síntomas de una genuina recuperación. A partir de junio, la base de comparación interanual empieza a ser baja, por lo que podríamos entrar en una etapa de amesetamiento y cierta estabilidad", afirmó Joaquín Oría, gerente de comportamiento del consumidor en Worldpanel Division de Kantar.

Anteayer, el Indec difundió tres datos que demuestran que la recuperación todavía se hace esperar. En abril pasado, las ventas medidas a precios constantes cayeron 12,6% interanual en los supermercados, 12,9% en los autoservicios mayoristas y 22,9% en los centros comerciales.

La canasta de alimentos de Kantar fue el único rubro que se mantuvo estable en mayo, gracias al crecimiento de categorías básicas como pastas secas, arroz, polenta y leche en polvo. La contracara, dijeron, son los productos de mayor valor que componen las canastas de lácteos, congelados y productos de cuidado del hogar.

"La tendencia de la elección de productos por tipo de marca también es muy clara en la búsqueda y necesidad del consumidor de adecuar su presupuesto y capacidad de compra", indicó el informe. En ese sentido, señaló que las primeras marcas se contrajeron 13% en mayo, mientras que las opciones de menor valor crecieron: un 6% las segundas marcas o aquellas cuya calidad y garantía son similares a las de las primeras marcas, y 2% las terceras, que son básicamente de pequeños fabricantes locales y representan una opción de bajo precio.

"La principal característica de este difícil momento para el consumo es que todos los hogares resignan, más allá de su poder adquisitivo y realidad. De todas formas, la contracción en la base de la pirámide duplica la de la cima", dijeron en Kantar.

Con relación a los lugares de compra, el mayorista como opción para el consumidor final continúa creciendo, mientras que los supermercados y opciones de cercanía muestran una contracción superior al promedio.

"No estamos todavía viendo señales de la esperada recuperación que proyectábamos para el segundo semestre del año, principalmente porque la inercia de precios sigue impactando en el poder adquisitivo y las expectativas económicas aún no muestran un significativo cambio de tendencia", dijeron en la consultora especializada, y agregaron: "La proyección hoy es terminar el año con una contracción de entre 3% y 4%, y que recién en el último trimestre tendríamos más claro qué esperar de 2020".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.