Petróleo. El crudo aflojó y cerró a 56 dólares