El debate por un nuevo régimen

El documento que se deja como herencia Un informe de expertos sugiere un esquema de cuatro componentes Uno asistencial, dos de contribuciones obligatorias y uno de aportes voluntarios Las AFJP elevaron su propia propuesta
(0)
4 de mayo de 2003  

Ocho de los catorce expertos que el año pasado integraron una comisión coordinada por la cartera laboral para evaluar los contenidos de una eventual reforma firmaron un documento en el que se sugiere la organización del régimen previsional sobre la base de cuatro pilares: uno asistencial no contributivo; otro contributivo obligatorio; un tercero de contribuciones definitivas, también obligatorio, y un último componente de aportes voluntarios -incentivados por ventajas impositivas- que manejarían las AFJP o las aseguradoras.

Las consideraciones sobre el funcionamiento del tercer pilar -el que en el esquema actual involucra a las AFJP- causaron el desacuerdo del sector privado con el informe, que se incluyó en un libro que la gestión saliente les dejará esta semana como "herencia" a los funcionarios que lleguen el 25 del actual a la cartera laboral.

El documento plantea dos alternativas con respecto al destino de los aportes personales que hoy van, a opción del trabajador, a reparto o a una AFJP: o bien se deja el esquema tal cual está o bien se establece una línea divisoria, fijando un nivel salarial por debajo del cual todos serían afiliados al régimen de reparto. Una variante de esta iniciativa (que pretende llevar más recursos al sector público) es dividir el destino del descuento salarial, para que parte vaya a la cuenta que administra la AFJP y parte al Estado.

En el último boletín institucional de la Unión de AFJP, un artículo del titular de la entidad, Carlos Peguet, contempla una propuesta que se ubica en el otro extremo, al pretender la eliminación de la opción para que los nuevos trabajadores vayan a reparto.

Otra iniciativa incluida en el informe difundido por la Secretaría de Seguridad Social para ese tercer pilar implica que compitan actores diferentes a las AFJP. El documento no abunda en detalles, pero sostiene que los fondos serían administrados "por entidades con o sin fines de lucro".

Respecto del segundo pilar, el que contempla contribuciones derivadas al Estado (sería hoy el esquema de la Prestación Básica Universal que perciben los beneficiarios de ambos regímenes y que se alimenta de las contribuciones patronales), existe cierto acuerdo en la necesidad de crear mecanismos para acceder a prestaciones proporcionales según los años de aportes. Es un tema que se evalúa en los equipos técnicos de los candidatos y que se justifica en la flexibilidad que tomó en los últimos años el mercado laboral, dificultando la regularidad en el cumplimiento de los aportes.

En relación con el primer pilar (el asistencial), se sugiere que la cuantía de la prestación sea lo suficientemente más baja que la del haber mínimo del régimen de aportes, "para incentivar la ética del trabajo y el cumplimiento de la contribución".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.