El desafío es que esta vez el cambio sea diferente

Belén Olaiz
Belén Olaiz PARA LA NACION
(0)
16 de octubre de 2016  

–Existe mucha expectativa respecto del futuro de la economía tras el cambio de gobierno, ¿podrá ser esta vez “diferente”?

–El Gobierno se propuso transformar estructuralmente la economía argentina. El norte es el de una economía competitiva e integrada al mundo con la inversión y la exportación como principales motores. Es una apuesta ambiciosa que pretende que esta vez sea diferente, para terminar con una historia de expansión pobre y volátil. El desafío es lograr un proceso de crecimiento sostenible con equidad para llegar al ansiado desarrollo económico. El camino a recorrer no es sencillo. Estabilizar la macro aparece como condición inexorable (aunque no suficiente) y está resultando una tarea compleja, por la herencia recibida y los condicionantes que impone la economía política, especialmente en un país donde más del 30% de la población es pobre.

–Entonces, ¿cuán cerca estamos de “dar el salto” hacia un proceso de crecimiento sostenido?

–La instalación de un nuevo régimen macroeconómico resulta un gran avance. Sin embargo, aún hay camino por recorrer. La corrección del desequilibrio fiscal resultó más lenta de lo que se preveía, lo que ha llevado al Gobierno a apostar al endeudamiento. La distorsión de precios relativos se redujo, pero no se eliminó. Mientras tanto, será fundamental avanzar en los aspectos estructurales. En un marco de escaso margen cambiario, un aspecto clave será cómo mejorar la competitividad sin afectar salarios. Para ello serán relevantes aspectos como los costos logísticos, los seguros, los impuestos y el acceso al crédito. En el corto plazo es probable que el Gobierno priorice el objetivo político, dado que una economía creciendo y generando empleo y una inflación en descenso serán claves para el éxito en las elecciones. Habrá que monitorear en qué medida hay sólo un “desvío táctico” y no un cambio de tendencia que atente contra el modelo de crecimiento.

–¿Cuál es el rol de las empresas?

–Se abre un período de grandes oportunidades de negocios de la mano de un cambio de régimen basado en el desarrollo de instituciones y el respeto por las reglas del juego. Y aparecen desafíos, dado que deberán adaptarse a operar en un entorno más complejo. La incorporación de tecnologías y la integración a las cadenas globales de valor serán ineludibles. Algunos números expresan con claridad cuánto hay por recorrer. El país está 40 entre 47 economías en términos de registros de patentes por persona, lo cual refleja el bajo nivel de investigación y desarrollo. Y la escasa integración al mundo queda clara cuando se analiza el contenido importado de las exportaciones: sólo 14,1%, contra más de 40% en economías altamente integradas.

La autora es economista de Abeceb

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.