El desempleo en Brasil cayó a su menor nivel desde 2002