El dólar, inquieto, trepó otros once centavos: $ 2,98

Los exportadores postergaron sus ventas, a la espera de las primeras definiciones de Kirchner
Hugo Alconada Mon
(0)
17 de mayo de 2003  

Fiel a la tendencia de los últimos días, pero potenciada, el dólar subió ayer otros once centavos y estiró al 6,81% el repunte desde el martes último. Tras bordear los $ 3, la pizarra minorista cerró en $ 2,92 para la compra y $ 2,98 para la venta.

El ascenso de la divisa se debió, no obstante, al impulso del mercado mayorista. Al cierre de la rueda del Mercado Abierto Electrónico (MAE), el dólar quedó en $ 2,927 comprador y $ 2,945 vendedor, con un volumen de negocios de US$ 208,7 millones.

El repunte del tipo de cambio se sustentó en un cúmulo de factores, coincidieron los operadores y analistas consultados por LA NACION, tanto políticos como financieros, lo que dejaría un margen para que el dólar pueda subir "probando sus límites y los del Banco Central hasta un techo posible de 3,10 o 3,15 pesos", estimó uno de ellos.

A la ansiedad del mercado por conocer las primeras figuras del gabinete que conformará el presidente electo, Néstor Kirchner, se sumó la menor oferta de divisas por parte de los exportadores y las bajas tasas de interés que ofrecen los bancos para captar plazos fijos.

"En estos días que pasaron y durante la semana próxima se prevé una pequeña escasez de dólares, ya que muchos exportadores están demorando su liquidación hasta ver qué ocurre, para lo cual cuentan con los mayores plazos que fijó el Banco Central", comentó Juan Keser, de la mesa de operaciones de la casa Puente Hermanos.

"El repunte del dólar también es en parte un rebote técnico, una mayor demanda de los bancos y el interés del Gobierno por alcanzar el valor que ambiciona, cerca de los 3 pesos. Esperamos que la pizarra se mantenga entonces en estos niveles, que son más reales", estimó.

El repunte de las pizarras se vio favorecido por la decisión del Banco Central de no intervenir en el mercado cambiario. Ayer sólo absorbió US$ 300.000, muy por debajo de su promedio de las últimas veinte ruedas, en torno de US$ 42,8 millones.

"El mercado hoy (por ayer) estuvo pesadito, pero no imagino que se deba a Kirchner. Más bien entendemos que se acomodó en los precios que se negociaron con el FMI", comentó a LA NACION una alta fuente del Banco Central. "Dada la poca actividad económica actual, si queremos que el dólar suba a 3,20 o que baje a 2,85 pesos, podemos hacerlo sin mayores esfuerzos. Ahora es cuando debemos armarnos de reservas y no esperar a cuando las necesitemos."

El Banco Central contó con un aliado psicológico. La ratificación de Roberto Lavagna como ministro de Economía convenció a los operadores de la City del surgimiento de lo que tildan de "dólar productivo", con una pizarra cerca de los $ 3 para potenciar las exportaciones y desalentar las importaciones.

"El tipo de cambio se mueve con pequeñas alzas y bajas, pero fundamentalmente sin brusquedades, y eso genera confianza y tranquilidad en los mercados", indicó ayer el jefe de Gabinete, Alfredo Atanasof, que cargó contra las "voces alarmistas" que pretenden "ver en una pequeña oscilación cambiaria un factor de inestabilidad".

Las reservas ascendieron, por lo pronto, a US$ 10.734 millones, según la estimación del BCRA al miércoles pasado, último dato relevado de manera oficial. Pero los mercados de futuros mostraron claros ascensos, en particular en los vencimientos más prolongados.

Para fines de mes subió a $ 2,945 en el Rofex y a $ 2,96 en el Indol; para fines de junio, a $ 2,99 y $ 3; para fines de julio, a $ 3,03 y $ 3,07; para fines de agosto, a $ 3,09 y $ 3,12; para fines de septiembre, a $ 3,12 y $ 3,15; fines de octubre, a $ 3,14 y $ 3,15; y sólo se cotizaron en el Rofex para fines de noviembre ($ 3,18), de diciembre ($ 3,275), de enero ($ 3,23) y de febrero ($ 3,265).

Construcción bursátil

La intención del próximo gobierno de fomentar un plan de obras públicas alentó una fuerte suba de la Bolsa. El índice Merval subió 3,07%, pero las acciones de las empresas constructoras superaron la media. Entre los papeles más favorecidos figuraron los de la constructora Caputo (36,66%) y Cerámica San Lorenzo, (17,34%). También, Petrolera Cono Sur, (28,57%) y Fiplasto (13,09%).

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.