El dólar volvió a subir: esta vez, 5 centavos

Influyeron la baja de las tasas, la situación política y menos ventas
Javier Blanco
(0)
16 de mayo de 2003  

La marcada baja que exhiben las tasas de interés y los evidentes problemas que la clase política muestra para cumplir los compromisos asumidos crearon las condiciones para una recuperación en la cotización del dólar, la que, al término de sólo 48 horas, llega al 3 por ciento.

La divisa norteamericana cerró ayer a $ 2,87 para el tipo vendedor, cinco centavos por sobre el valor al que cotizó en la rueda anterior y ocho más del precio al que se lo podía adquirir en cualquier casa de cambio céntrica el martes pasado. En la plaza mayorista el "billete físico" entre bancos finalizó en $ 2,85, mientras que el tipo transferencia se reacomodó hasta los $ 2,843. Y en la misma dirección alcista se movió el dólar a futuro, que se negoció con subas de hasta 4,7% para los contratos pactados a fines de octubre, que se hicieron a $ 3,10 en el Indol porteño y $ 3,05 en el Rofex.

El cambio de tendencia, según pudo establecer LA NACION en consultas con operadores, banqueros y cambistas, responde a:

  • La más restringida oferta de dólares por la mayor cautela que muestran los exportadores a la hora de desprenderse de ellos y mientras esperan conocer los equipos que acompañarán a Kirchner en su gestión y tener idea de algunas de sus medidas.
  • El menor o casi nulo ingreso en las últimas horas de los denominados capitales golondrina desde el exterior, algo que respondería a la marcada declinación que exhiben las tasas y las nuevas señales de poca previsibilidad que volvió a dar la clase política, a partir de la declinación de Carlos Menem a su candidatura y la precaria situación institucional que pudiera llegar a generarse a partir de este hecho.
  • La caída en las tasas de interés (bajaron 10 puntos en un mes y se ubican ya en el 14% anual promedio) quita incentivos a los inversores para depositar pesos en los bancos y vuelca sus preferencias a posicionarse en dólares. Pero esa tendencia a la retracción tuvo ayer una pausa, dado que el Banco Central (BCRA) aceptó pagar rendimientos más altos en un intento por absorber más pesos del mercado al colocar sus letras. Ayer vencían Lebac por un valor nominal de $ 224 millones y el ente monetario llamó a licitación por $ 236 millones, pero recibió ofertas por $ 312 millones, aunque finalmente terminó colocando $ 296 millones, con lo que incrementó en $ 72 millones el stock, pero a costa de dejar subir hasta cuatro puntos las tasas a un año y medio.

    "El repunte del dólar es lógico ante la aparición de algunas coberturas por prudencia", dijo Oscar Campos, de Rava Sociedad de Bolsa. Pero para Francisco Ribeiro Mendonca, del Banco Piano, aún no es para preocuparse. "Ninguna variable ha cambiado para justificar la suba. Creo que en dos días más volveremos a ver una apreciación del peso", apuntó.

    En el pasaje de mayores compras el dólar se llegó a vender al público a $ 2,88 pesos y se compraba a $ 2,83. Fue entonces cuando algunos operadores optaron por alivianar las posiciones asumidas en los últimos días para aprovechar las diferencias, lo que ayudó a que la cotización para ambas puntas se replegara de allí en más un centavo.

    Decisión de vender

    Con todo, hasta entonces el BCRA mostró su decisión de vender todos los billetes que hicieran falta.Y cuando la tendencia del mercado cambió, aprovechó para ganar reservas por US$ 11,5 millones, aunque tratando de no desbalancear la plaza y favoreciendo que la apreciación lograda por el billete hasta allí no se esfumara, toda vez que es funcional con su estrategia de mantenerlo por encima de los $ 2,80. En lo que va del mes las compras del BCRA ya suman US$ 691,2 millones, aunque en los últimos dos días el ritmo se aminoró por el freno registrado en el ingreso de divisas.

    En tanto, en la Bolsa de Comercio se pudo observar a los inversores preocupados por tomar posiciones en los papeles de aquellas empresas que podrían beneficiarse con el modelo que aplique el futuro presidente, lo que dio lugar a una rueda muy selectiva de negocios que, tras registrar una mejora máxima del 3,2%, cerró con una baja del 0,58 por ciento.

    "Los inversores continuaron apostando a la economía que se viene, especialmente a las empresas industriales, de la construcción y las exportadoras", dijo Matías Davini, de Bull Market Brokers. Las alzas más destacadas fueron las de la constructora Polledo (+10,8%), seguida por Transener (+6,7%) y la cementera Minetti (+6,5%). En contrapartida, Transportadora de Gas del Sur cayó 9,87% (afectada por la cancelación de una oferta de recompra de su deuda) y Telecom 4,54 por ciento.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.