El efecto contagio atemoriza a Europa y hace temblar al mundo

Las principales bolsas terminaron en baja, en una jornada en la que Bruselas debía definir el segundo rescate a Grecia; España e Italia, en la cuerda floja; cedió el Merval y bajó el Euro
(0)
11 de julio de 2011  • 20:00

Los temores por la deuda europea generan temblores en las bolsas del mundo. Los principales mercados culminan por estas horas un lunes para el olvido.

Las actuales preocupaciones son reflejo de las dificultades que atraviesan las autoridades del bloque para definir un segundo rescate a Grecia, cuya cifra se encontraría cerca de los 110.000 millones del primer paquete, aprobado en mayo del año pasado. Con esta segunda ayuda se frenaría el contagio en el continente. Pero los mercados no dan demasiada tregua.

En la noche europea, el el luxemburgués Jean-Claude Juncker, presidente de la eurozona, afirmó que el bloque está absolutamente "resuelta" a preservar su estabilidad financiera. "Los ministros reafirmaron su voluntad absoluta de preservar la estabilidad financiera en la eurozona", declaró, mientras daba lectura a un comunicado adoptado por los responsables de Economía de toda la Unión monetaria en una reunión celebrada en Bruselas.

La onda expansiva que atravesó hoy a Europa llegó a Buenos Aires, donde el índice Merval de acciones de las empresas líderes de la Bolsa de Comercio cedió 2,14 por ciento, hasta las 3.396,20 unidades. El volumen de negocios con acciones totalizó 36 millones de pesos (8,68 millones de dólares), con un resultado de 12 subidas, 61 descensos y 3 títulos sin cambios en su cotización.

En Estados Unidos, los precios de las acciones bajan en la Bolsa de Valores de Nueva York a su nivel más bajo en lo que va del mes, ante temores de que la crisis de deuda en Europa se expanda a economías más grandes. Se teme que además de Grecia, Irlanda y Portugal, la crisis europea se propague a España e Italia.

El índice Dow Jones perdió 151 unidades (1,2%) para ubicarse en 12.506, mientras el Standard & Poor's 500 retrocedió 24 unidades (1,8%) para quedar en 1.319 y el tecnológico Nasdaq cayó 57 unidades (2%) para quedar en 2.803.

La caída más importante la registró la bolsa portuguesa, que perdió 4,28% hasta los 6.844,98 puntos, un mínimo nuevo mínimo para el índice PSI-20 desde mayo de 2010.

La bolsa de Milán cerró con pérdida de 3,96%, su mayor caída en más de un año, como consecuencia de la preocupación que suscita la situación de Italia, cuya deuda es una de las más elevadas del mundo en valor absoluto. Madrid, por su parte, terminó en baja de 2,69%, tras limitar sus pérdidas al final de la sesión.

En cuanto a las otras bolsas, Londres perdió 1,03%, París 2,71% y Francfurt 2,33%.

La divisa europea, débil. La moneda de la Unión Europea se debilitó considerablemente y cedió en su cotización. En el mercado local, el euro bajó ocho centavos, hasta los 5,89 pesos para la venta minorista.

Afuera, el euro cayó frente al dólar y llegó a un mínimo histórico ante el franco suizo, ya que los temores a que la crisis de deuda de Europa se infiltre en Italia elevaron la aversión al riesgo.

Funcionarios de Finanzas de la Unión Europea discutieron hoy las opciones para resolver la crisis de deuda de Grecia, impulsados por la creciente amenaza de contagio hacia Italia, la tercera mayor economía de la zona euro.

El euro tocó un mínimo de cuatro meses contra el yen y de seis semanas contra el dólar. Un reporte del Financial Times de que algunos líderes europeos considerarían dejar a Atenas incumplir algunos de sus bonos aumentó la ansiedad de los mercados.

La deuda de España e Italia. En Italia y España, los valores más afectados fueron los de las entidades financieras. Los bonos a largo plazo de estos dos países considerados frágiles también se dispararon a sus niveles más altos desde la creación de la Eurozona.

Las tasas de interés de los bonos españoles a 10 años alcanzaron 6% el lunes por la tarde (un máximo desde 1997) y los de Italia 5,45% por la mañana, mientras los inversores se refugiaban en los títulos alemanes, considerados seguros y fácilmente intercambiables, que alcanzaron un mínimo desde diciembre de 2010 a 2,706%.

En el diario español El País, se afirma que "la presión a la que se está viendo sometida España en los mercados secundarios de deuda por la desconfianza sobre su solvencia ha disparado la prima de riesgo del país". ¿Qué es esto? El artículo publicado en la edición online explica que el término alude a "cuánto dinero es necesario para que los compradores dejen de lado sus temores y olviden el riesgo que conlleva entrar en la deuda de los países señalados por los problemas arriba mencionados de déficit o escaso crecimiento". La explicación viene a cuento de que "las primas de riesgo española e italiana se han unido en una carrera ascendente mientras los bonos a diez años se pagan por encima del 6%", una cifra alta en aquél lado del mundo.

Hackers portuguses, contra Moody’s

Miles de portugueses mostraron hoy su repudio al drástico recorte de calificación que aplicó a su país la agencia Moody's y se sumaron a una convocatoria en las redes sociales para acceder masivamente a su web e intentar bloquearla. Pero la dirección de la empresa estadounidense (www.moodys.com) se hizo inaccesible sólo desde Portugal, como se apresuraron a constatar numerosos medios lusos, y funcionaba normalmente cuando era visitada desde otros países. A través de las redes sociales surgió la iniciativa de "devolver la basura" a Moody's enviando paquetes con desperdicios a su dirección postal y accediendo de forma masiva hoy a su página web.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.