El empleo privado está igual que en 2014 y siguen cayendo los salarios

Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Francisco Jueguen
(0)
25 de abril de 2019  • 16:28

La crisis dejó la cantidad de trabajadores registrados privados de febrero en el mismo nivel que existía en 2014, pero ese nivel se mantuvo estable con relación a enero. Sin embargo, el salario promedio de los trabajadores en blanco volvió a mostrar una fuerte caída frente a la inflación.

En el segundo mes de este año había 6.148.700 trabajadores privados registrados -el dato que suele mirar el Gobierno sobre el mercado laboral- en la Argentina. Son apenas unos 700.000 más de los que había cinco años atrás. Con relación al año pasado, en un trimestre en el que aún no había explotado la crisis cambiaria ni la sequía, la cantidad de trabajadores de ese sector cayó 2,5% (159.400 menos). En tanto, se mantuvo prácticamente estable, retrocedió 0,2%, en la medida mensual desestacionalizada frente a enero (13.500 trabajadores menos).

Los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) presentados esta tarde en el Ministerio de Producción y Trabajo que conduce Dante Sica estimaron además que los salarios de los trabajadores formales reflejaron la novena caída interanual frente a la inflación. El retroceso en febrero fue de 8,8% con relación al mismo mes del año pasado.

Los números de la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL) de marzo -un anticipo de lo que vendrá- no fueron mejores. Ese mes, el empleo registrado privado mostró una caída de 2,4% en el total de los aglomerados. En el interior la baja fue la mitad que en el Gran Buenos Aires.

En tanto, las expectativas empresarias netas de aumento de la dotación para los próximos tres meses de esa misma encuesta que hace el Gobierno arrojó un valor negativo de 0,8%. Esto significa que un 6,9% de los consultados afirmó que espera aumentar su plantilla; un 7,7% espera disminuirla y el 85,4% anticipó que no realizará cambios en la cantidad de trabajadores. Según indicaron las fuentes oficiales, hubo una pequeña reducción en los recortes esperados.

La cantidad de trabajadores totales registrados -que incluye a los públicos y los independientes, pero no a quienes están en negro- era de 12.092.000 en febrero pasado. Se trata de una caída de 2% con relación al mismo período de 2018. Esto significa que hay alrededor de 252.5000 trabajadores menos que entonces. Es un nivel similar al que se registraba en 2017. El cambio mensual desestacionalizado fue de -0,1% (unos 10.400 trabajadores menos).

Según la modalidad de ocupación principal, las caídas mensuales se registraron fundamentalmente entre los autónomos (-0,4%), y los asalariados de sector registrado (-0,2%). Por otro lado, crecieron la cantidad de monotributistas (0,4%).

Para los funcionarios de trabajo estos números reflejaron la "dinámica general del mercado de trabajo", según indicaron esta tarde en la reunión en la que se presentaron los números oficiales. Sin embargo, reconocieron que, aunque marzo se mantuvo "estable", se registraron caídas interanuales "grandes". Se trata del mismo fenómeno que se registra otras estadísticas, como consecuencia del estallido de la crisis en abril pasado tras la recuperación de 2017.

"Estos son los efectos que se registraron sobre el mercado de trabajo desde el final del año pasado como consecuencia del impacto de la volatilidad cambiaria y la sequía", explicó Bernardo Días de Astarloa, subsecretario de Planeamiento y Desarrollo Productivo, que además destacó que no hay cambios significativos en las cantidades de Programas de Recuperación Productiva (Repro) otorgados a las empresas y de procesos preventivos de crisis (PPC) presentados ante el Ministerio de Producción y Trabajo que conduce Dante Sica. "No estamos viendo una situación anormal o particular", dijo el funcionario, que presentó los números oficiales con Belén Rubio, subsecretaria de Análisis y Estadísticas.

Con relación a la evolución del trabajo asalariado registrado según la rama de actividad, Comercio y reparaciones (-0,3%), Industrias manufactureras (-0,7%), y el Transporte, almacenamiento y comunicaciones (-0,3%) fueron los que registraron las bajas más importantes. Por otro lado, Construcción (0,7%), y Explotación de minas y canteras (0,7%) fueron los que más avanzaron.

Tanto la EIL (reflejó mejoras para marzo) como los datos del Ieric difundidos esta mañana (crecimiento de 2% mensual) mostraron que las obras comenzaron a traccionar más personal. Lo mismo ocurrió con la explotación petrolífera y gasífera gracias a las inversiones en Vaca Muerta. A contramano, la situación de la industria sigue mostrando retrocesos (particularmente la industria automotriz), pese a que se espera una mejora, particularmente gracias a la industria alimenticia que podría empezar a sumar gracias a mejora del campo, dijeron los técnicos.

Las remuneraciones de asalariados registrados del sector privado mostraron una variación anual, según la mediana (en el medio de la escala), de 36,2% en febrero, varios puntos por debajo de la inflación doce meses que calculó el Indec para ese período, un 51,3%. Ese salario estuvo, según los números relavados por el SIPA y difundidos hoy, en $29.617.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.