El éxodo de los inversores "turistas"

Leonardo Chialva
Leonardo Chialva PARA LA NACION
(0)
28 de junio de 2018  

No hay una única razón para explicar lo que viene sucediendo en los mercados financieros. Se trata de un cúmulo de razones, que nacieron en un cambio de portafolios a nivel global que implicó la salida de fondos desde los países emergentes y ahora se extendieron a cuestiones técnicas muy profundas. Nuestro país aprovechó los años de bonanza para "inundar" los mercados de deuda soberana, subsoberana, corporativa y acciones. La moda argentina llevó a que muchos de los denominados "inversores turistas" nos dedicaran parte de su tiempo y dinero. Esos inversores solo vienen y permanecen cuando el clima es el apropiado, pero no bien llegan los nubarrones y el mal tiempo son lo primeros en partir.

Hoy hablamos de tecnicalidad de mercado porque se combinó el doble efecto de ser un país de "alto beta" (de gran riesgo) y de haber sido el mayor emisor de deuda en los mercados emergentes en los últimos tiempos. Cuando las cosas andan bien, tener "alto beta" es bueno, porque los inversores llegan, ya que se puede ganar más que en otros mercados más estables. Pero cuando el clima cambia, esos activos son las más riesgosos y, por ende, los menos deseados. Si previamente además se inundó la plaza de activos argentinos, la sobreoferta abundará cuando reinen los malos tiempos.

Hoy estamos en esta situación. La decisión de MSCI sobre la recategorización del país a emergente actuó como una puerta 12. Fue la decisión más esperada para que diera una salida y se pudiera reducir la exposición al riesgo argentino. Como el efecto positivo duró apenas un día, ya no quedarían en el horizonte otros disparadores positivos que puedan alentar nuevas subas. El futuro solo estará marcado por malas noticias de crecimiento económico, empleo, inflación, incobrabilidad, tarifas, y la lista podría seguir. Ni mencionar el mayor ruido político y social de cara a unas elecciones presidenciales en las que renacen los peores fantasmas. Sin "disparadores" positivos a la vista, las órdenes solo parecen ser de venta.

Así como en enero vimos una exageración al alza, es muy probable que en los próximos meses se dé una exageración a la baja. Pero para que entren nuevos inversores es probable que se tengan que dar condiciones aún más atractivas, es decir, rendimientos de bonos más altos y precios de acciones más bajos. Luego se empezará a jugar el partido de las elecciones 2019. Y tal como sucedió en 2015 y 2017, puede ser la razón por la que se reconstruyan los precios. Mientras tanto, nos toca cruzar el desierto.

Socio de Delphos Investment

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.