El FMI advirtió que la crisis financiera sigue siendo "sumamente preocupante y difícil"