El FMI condiciona el desembolso de fondos a un mayor ajuste fiscal

Exige, además, que se produzca un acuerdo político que haga sustentable el presupuesto 2002; el ministro, que sigue negociando en Washington, negó que le hayan pedido devaluar
(0)
8 de diciembre de 2001  

WASHINGTON (De un enviado especial).- El Fondo Monetario Internacional (FMI) exige a la Argentina un nuevo recorte en las cuentas públicas, esta vez incluyendo a las provincias, para destrabar el desembolso de 1264 millones de dólares que el organismo decidió frenar esta semana.

El país necesita esos fondos en forma urgente para afrontar el pago de los vencimientos de deuda de este mes, pero su llegada se frenó, según admitió ayer Domingo Cavallo, por "diferencias de déficit que aparecían en los años 2002 y en adelante, que no tenían financiamiento".

Otra condición ineludible para el envío del dinero es un acuerdo político que permita cumplir con el nuevo programa que se pacte con el Fondo y que se vea reflejado en el presupuesto 2002.

De todos modos, el funcionario aclaró que el giro, correspondiente al último tramo del blindaje de este año, no será inmediato. "Yo no vine a llevar el desembolso, eso es algo que hace por los trámites ordinarios que requieren completar la revisión del programa", sostuvo. Cavallo permanecerá el fin de semana en esta capital, mientras que sus acompañantes, el viceministro Daniel Marx; el secretario de Hacienda, Jorge Baldrich, y el vicepresidente del BCRA, Mario Blejer, estarían unos días más a la espera de cerrar esta vital negociación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.