El FMI estima que no habrá reactivación antes de 2010 y advirtió sobre una "recesión global"