La crisis que no cesa. El FMI prevé más dificultades en los mercados de capitales