El FMI prevé un crecimiento del 4,25%