El panorama mundial. El FMI ratificó que los países emergentes no son inmunes a la crisis