El futuro en Internet

Costancio Larguía apuesta por el comercio electrónico,vende productos financieros.
(0)
21 de diciembre de 1998  

Dos cosas ocurrirán probablemente en nuestro futuro: el comercio electrónico ganará posiciones dentro de los hábitos de consumo y los fondos de inversión y la compra de acciones en la Bolsa se convertirán en una opción cotidiana al alcance de la gente común.

Ahora, bien, antes de que estas posibilidades adquieran dimensión masiva en la Argentina, ya hay por los menos dos personas que le están ganando tiempo al tiempo. Costancio Larguía (23) y Wenceslao Casares (24) crearon en enero de este año una compañía de comercio electrónico para vender productos financieros por Internet.

La firma se llama Patagon.com y los indicios demuestran que no equivocaron el camino. Pese a que se mueven en un mercado que todavía está en pañales, sólo en noviembre realizaron operaciones por $ 22 millones y obtuvieron una rentabilidad equivalente el 0,5% de esa cifra en concepto de comisiones (unos 110.000 dólares).

Larguía y Casares se conocieron en la Universidad de San Andrés mientras cursaban la carrera de Administración de empresas. Devotos de toda la información que tuviera que ver con la tecnologìa y los entrepreneurs , se pasaban horas en la biblioteca consumiendo publicaciones extranjeras e hicieron contacto por primera vez el día que descubrieron que eran fanáticos de las mismas revistas.

"A los dos nos encantaba el tema de Internet y teníamos conocimientos de finanzas por haber hecho pasantías en el BCRA, en Consultatio, y en las mesas de dinero del Banco Liniers y del Francés. Fue eso lo que nos decidió a llevar adelante una compañía para comerciar productos financieros latinoamericanos", dice Costancio.

El primer paso fue montar en site con información sobre mercados e inversiones, con la opinión de columnistas especializados y foros de discusión. Pero recién despegaron en junio, seis meses después, cuando lograron interesar a un inversor que aportó un millón de dólares para sentar la base del nuevo negocio: la compra y venta de acciones por Internet. En Patagon.com se reciben órdenes de traders de todo el planeta y a partir de enero también se podrá colocar dinero en fondos de inversión. "Internet todavía no está muy desarrollada en la Argentina pero no nos importa porque en la red no hay fronteras. Ahora mismo tenemos clientes de Estados Unidos, Rusia, Honk Kong y Brasil, porque somos un sitio de referencia que incluye todos los elementos que necesita un inversor individual de cualquier parte del planeta", explica Larguía.

Pese a lo auspicioso de su presente, el futuro de Patagon recién está naciendo. Sus empleados -que ya son más de 30- tienen un promedio de edad de 25 años, y en 1999 abrirán oficinas en Brasil y México.

La compañía apuesta especialmente al mañana:"Los chicos que hoy tienen 12 o 13 años y se pasan todo el día con la computadora, cuando tengan edad suficiente como para convertirse en clientes de los bancos no se van a mover de su casa para poder operar: abrirán cajas de ahorro, depositarán a plazo fijo y pagarán sus impuestos sin despegarse de la PC. Por eso creemos que ellos van a ser nuestro público masivo dentro de algunos años", apuesta Costancio.

Aunque en los Estados Unidos existen 79 compañías que realizan corretaje on-line, la suya es la única en América latina. Para seguir sumando productos a su cartera, también comenzarán a vender suscripciones para recibir revistas económicas de todas partes del mundo. Por lo pronto ya tienen bastante gente circulando por su oficina virtual: al menos 10.000 personas cada mes se vinculan comercialmente con ellos. Y son muchos más sus clientes potenciales. En noviembre, por ejemplo, recibieron 14.200 contactos diarios.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.