Tras la reestructuración. El G-7 y el FMI piden por los bonistas que no adhirieron al canje