El Gobierno aumentó las retenciones a los lácteos

Subió del 5 al 15% los derechos de exportación de la leche y del 5 al 10% los de los quesos
Fernando Bertello
(0)
23 de julio de 2005  

Con el fin de evitar una mayor presión inflacionaria sobre los precios de la canasta familiar, el Gobierno resolvió aplicar desde ayer nuevas medidas de restricción a las exportaciones: mediante la resolución 406 del Ministerio de Economía, aumentó del 5 al 15% las retenciones a la leche en polvo y del 5 al 10% las de los quesos.

Según informó Economía, el incrementó de los derechos regirá por 180 días, aunque incluye la posibilidad de que la medida sea revisada a los 90 días en función de los resultados obtenidos hasta ese momento. Cumplido ese plazo, se analizaría su refuerzo con algún otro mecanismo o su eventual derogación, según dijeron fuentes oficiales.

Además, según la resolución, los ingresos adicionales generados por este aumento –estimados por fuentes del sector en US$ 33 millones por los seis meses de vigencia– serán destinados íntegramente a subsidiar la tasa de interés que paguen inversores en la producción láctea. El año pasado, con exportaciones récord por US$ 540 millones y retenciones del 5%, el sector aportó al Estado unos US$ 27 millones.

Apenas se conoció la medida, ayer circularon versiones de que el Gobierno podría dar marcha atrás si lograba cerrar un nuevo acuerdo de precios con los representantes del sector. No obstante, a última hora del día, una fuente de la Secretaría de Agricultura dijo: “Oficialmente no recibimos nada por escrito”. Esta misma fuente indicó que el Gobierno aspira a definir el lunes o martes próximos un nuevo convenio de precios con el sector avícola y avanzar en igual sentido en el rubro de la carne vacuna.

Objetivo difícil

El incremento de las retenciones a las exportaciones lácteas llega luego de que la industria láctea les comunicara a las autoridades económicas, hace tres semanas, que no podía continuar con un acuerdo de precios firmado el 22 de marzo pasado, por 150 días. En esa oportunidad, un grupo de firmas líderes se había comprometido a bajar entre un 1,5 y un 8% el valor de varios de sus productos, como la leche entera fluida en sachet y algunos yogures y quesos.

Aunque el objetivo de la medida es bajar los precios mediante la disponibilidad de un mayor volumen de leche en el mercado interno (por el encarecimiento de las exportaciones, que este año podrían llegar a otro récord de 600 millones de dólares), el Gobierno no parece tener asegurado el logro de ese objetivo.

La asociación Defensa de Usuarios y Consumidores (Deuco) denunció que las empresas Sancor y La Serenísima habían aumentado entre el 3 y el 15 por ciento el valor de los lácteos en las últimas listas de precios que distribuyeron entre los comercios minoristas.

Sin referirse en particular a alguna de estas compañías, una fuente de la industria admitió que desde la última semana ya hay “nuevos precios”, que tienen hasta un 5 por ciento de incremento.

Mientras el Centro de la Industria Lechera (CIL) prefirió no opinar sobre el incremento de los derechos de exportación hasta que la institución analice el tema la próxima semana, representantes de la producción y de los gobiernos de las principales provincias productoras de leche, como Córdoba y Santa Fe, cuestionaron la medida.

"Estamos mal porque estuvimos trabajando arduamente para que no se implementara esto y la producción había hecho su propuesta", expresó a LA NACION Roberto Socin, presidente de la Mesa de Productores de Leche de Santa Fe.

Daniel Costamagna, secretario de Agricultura, Ganadería y Recursos Naturales provincial, señaló: "Para Santa Fe, el incremento [de las retenciones] significa perder 30 millones de dólares adicionales [al año]". Hasta el momento, la lechería santafecina venía cediendo al Estado unos 15 millones de dólares por año por el 5% de derechos de exportación.

En tanto, Néstor Roulet, presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), comentó que la suba de las retenciones ocasionará una baja de entre un 5 y un 6% en el precio de la leche pagada al productor, que hoy está en 53 centavos el litro en el nivel nacional. "En Córdoba, por ejemplo, por esta disminución del valor los productores dejarían de recibir unos 125 millones de pesos", afirmó.

Jorge Videla, subsecretario de Ganadería de esa provincia, calificó de "error estratégico" la decisión del Ministerio de Economía.

En un comunicado de prensa, la Sociedad Rural Argentina (SRA) y Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) solicitaron del gobierno nacional que dejara sin efecto la medida. "Debemos dejar una visión de la Argentina de corto plazo", subrayaron las entidades.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.