El Gobierno bajó marginalmente su costo de financiamiento

Pactó una tasa del 43,58% a seis meses, contra una previa de 44,76% a igual plazo, y colocó otra letra a 3 meses
Javier Blanco
(0)
28 de diciembre de 2019  

El Gobierno logró captar ayer del mercado local otros $18.169 millones, mediante la colocación de dos letras en pesos a tasa variable, y bajar marginalmente su costo de financiamiento por esta vía que intenta reabrir a 5 meses de haber quedado también vedada.

Se trata de una cosecha algo magra, teniendo en cuenta que uno de los objetivos de las emisiones era conseguir fondos para afrontar el lunes el pago de casi $33.000 millones por vencimientos de otros bonos: una letra capitalizable en pesos (Lecap) por $17.516 millones y una letra ajustada por CER (Lecer) por $15.472 millones.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la convocatoria se realizó en un contexto de muy elevada demanda de pesos, por motivos estacionales, lo que significaba un clara limitación.

En este sentido, la subasta de ayer aporta más a otro objetivo que persigue el equipo financiero del Ministerio de Economía: dar forma a una nueva curva de tasas de interés para instrumentos en pesos, algo en lo que avanzó al sumar ayer un nuevo plazo (el de 95 días) tras haber iniciado el camino una semana atrás con un instrumento a 6 meses.

En la licitación de ayer adjudicó letras a 95 días por un total de $12.407 millones a tasa Badlar privada más un margen que quedó establecido en 200 puntos básicos, lo cual representa una tasa nominal del 43,04% anual y una efectiva del 50,39%.

Además, tomó otros $5762 millones mediante la reapertura de la letra emitida el viernes 20 (ahora con un plazo remanente de 175 días), que adjudicó a un precio de $1008,90 por cada $1000 nominales, lo cual representa una tasa nominal del 43,58% anual o efectiva del 48,56%.

Durante la subasta, se recibieron 234 órdenes de compra por un monto total de $19.507 millones, aunque no hubo detalle de los demandantes. El grueso de la demanda se dirigió al instrumento de menor plazo, lo que demuestra que hay resistencia a exponerse en pesos a plazos más largos hasta no tener indicios de cómo reaccione la inflación a la estrategia a la que recurre el Gobierno para aplacarla, explican en el mercado.

En su comunicado, Economía celebró que la tasa final, en el caso del segundo instrumento, haya sido a "valores inferiores a los alcanzados en la licitación del pasado 20 de diciembre", aunque parte de ese beneficio en realidad derivó de la reducción en 25 puntos básicos que tuvo la tasa Badlar en la semana.

El viernes anterior, Economía había conseguido captar $18.846 millones mediante la colocación esta misma letra, a una tasa nominal anual de 44,76% y una efectiva del 49,80%, tras recibir ofertas por $21.501 millones.

Se trató de un ingreso que usó -básicamente- para enfrentar el vencimiento de otro bono (el Bopomo que se pagó el lunes por $24.300 millones) en una operación que significó la reapertura de la opción local de financiamiento en pesos pese a que en la jornada previa había hecho pública una nueva reprogramación compulsiva y por hasta 8 meses de una deuda por US$8100 millones emitida en letras del Tesoro en dólares (LETE). Así quedó a la vista que uno de los objetivos del Gobierno es recrear un mercado de financiamiento local pero sólo en pesos, por el momento.

El Banco Central (BCRA), a su vez, busca allanar ese camino mediante un recorte al piso de la tasa de referencia, el que bajó dos veces en apenas una semana: del 63 al 58% anual, al final de la semana anterior, y de ahí al 55% anual, anteayer, para tratar de generar condiciones para que el fisco se financie a un costo menor.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.