El Gobierno busca regular el servicio de rampa y terminar con el monopolio de Intercargo

El Gobierno habilitará a las empresas a ofrecer el servicio de rampa en los aeropuertos, con lo que dará por finalizado el monopolio de Intercargo en esa actividad
El Gobierno habilitará a las empresas a ofrecer el servicio de rampa en los aeropuertos, con lo que dará por finalizado el monopolio de Intercargo en esa actividad Fuente: Archivo
Julia D'Arrisso
(0)
15 de enero de 2019  • 06:56

El Gobierno empezó el proceso para dar luz verde a las empresas que quieran manejar el servicio de rampas en los aeropuertos y dará por finalizada la exclusividad que tiene en esa actividad la empresa estatal Intercargo.

El decreto 49/2019, publicado hoy en el Boletín Oficial , lleva las firmas del presidente Mauricio Macri , del jefe de Gabinete, Marcos Peña , y del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich . La norma permitirá a las aerolíneas contratar el servicio que incluye el ascenso y descenso de pasajeros, equipaje, servicio de señaleros, remolque y asistencia de los aviones, limpieza de la aeronave, entre otras actividades. "Permite una mejor escala y la línea aérea puede poner foco en su propia operación. Es un punto de partida hacia un nuevo marco regulatorio", explicaron fuentes del Gobierno.

Pero no se dará de un día para el otro: la disposición prevé la creación de una comisión que estará compuesta por representantes del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (Orsna), la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) y el Ministerio de Transporte.

Esa comisión tendrá un plazo de 180 días en los que se irá expidiendo sobre distintas decisiones en relación a la regulación de los servicios de rampa, esto es, se categorizarán los aeropuertos según tamaño y cantidad de pasajeros transportados, se establecerán las tarifas correspondientes y se definirán las normativas según el tipo de aeropuerto.

La comisión, según el Gobierno, tendrá dos funciones: "Crear un ámbito para dialogar y coordinar, y hacer recomendaciones técnicas", explicaron.

De esta manera, las tarifas por brindar el servicio de rampa podrían ser reguladas, tener algún parámetro a partir de la clasificación del aeropuerto o, paralelamente, se podrían abrir licitaciones para que las empresas puedan ofrecer el servicio.

El mismo criterio regirá para la cantidad de empresas que podrán operar en los aeropuertos. Una excepción a esto podría ser el aeropuerto de El Palomar, donde trabajan las líneas low cost, que podría tener servicios de autoprestación, como es el caso de Flybondi, o de contratación de terceros.

La condición obligatoria que debe cumplir el Gobierno es garantizar el servicio. Para ello, uno de los puntos importantes sería saber qué hacer con los aeropuertos donde las empresas no tengan interés en operar. En esos casos, se podrían barajar tres opciones disponibles: que lo opere Intercargo de forma obligatoria, que la línea aérea que vuele a ese lugar brinde el servicio o que el operador del aeropuerto dé el servicio de rampa y la línea aérea pague una cuota por ello.

Esta disposición responde a la idea de que la competencia podría mejorar los índices de productividad. Para ello, uno de los puntos con los que mayor atención mira el Gobierno es el tiempo de turnaround, que es el momento de preparación de los aviones entre una llegada y la próxima salida. Si se sumaran mayores actores, entiende el Gobierno que sería mayor el tiempo del avión en el aire y mejoraría la puntualidad de arribo del equipaje.

En la actualidad, el servicio de rampa es tarea de la firma estatal. Sin embargo, hay compañías que tienen autoprestación (sin dar servicios a terceros), como American Airlines, Aerolíneas Argentinas y Flybondi. Además, en septiembre pasado, el Gobierno abrió la posibilidad de que otras empresas puedan dar el servicio de rampa, siempre y cuando las compañías fueran del mismo grupo económico, como es el caso de Latam, JetSmart o Norwegian.

"Intercargo va a ser parte, pero con nuevas reglas del juego", sostuvieron fuentes oficiales. La empresa, que ahora está completamente bajo la órbita del Ministerio de Transporte, cuenta con 1750 empleados.

Según pudo saber LA NACION, hay empresas interesadas en brindar el servicio de rampas, como Swissport, Acciona o CrossRaer.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.