El Gobierno defendió ante el FMI la baja de la inflación, la suba de las reservas y aseguró que la recesión ya tocó fondo