El Gobierno destacó la autocrítica del Fondo

El canciller dijo que es un hecho inédito, pero que espera que transforme en propuestas
(0)
24 de septiembre de 2005  • 12:32

El canciller Rafael Bielsa calificó hoy de inédita la autocrítica formulada por el titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo de Rato.

"No sé si estas transformaciones de pensamiento se van a operativizar en propuestas, cuánto van a tardar, porque las burocracias reescriben enseguida los manuales para permanecer en los cargos, pero lo que veo con total claridad es que es inédito", señaló Bielsa en declaraciones a radio Del Plata.

El canciller destacó que la Argentina está trabajando en las exigencias del FMI respecto a la "renegociación de los contratos con las empresas de servicios públicos" y que solucionará en el "largo plazo" el problema de los acreedores que no se adhirieron al canje de la deuda externa, pero con idiosincrasia propia.

"Hay cuestiones respecto a las que el Fondo no puede abdicar porque tienen que ver con sus estatutos, por ejemplo, no puede dejar de reclamar a la Argentina que haga una propuesta para los acreedores que no entraron en el canje y no puede dejar de reclamarle a la Argentina que se termine renegociación de contratos con las privatizadas", afirmó el canciller.

En ese marco, Bielsa resaltó que el Gobierno argentino solucionará la salida de la deuda en cinco años y no descartó para ello la vía judicial en el largo plazo.

Sin aumento de tarifas. Respecto a los reclamos de las empresas de servicios públicos, conflicto que llevó a la francesa Suez a retirarse de la concesión de Aguas Argentinas ante el rechazo del Gobierno de aumentar las tarifas, Bielsa dijo que están trabajando sobre el tema.

"Renegociar no quiere decir que sí a las empresas en todo. De los 54 contratos, ya se han renegociado exitosamente más de la mitad", destacó..

Relación difícil. El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, afirmó hoy que "nunca la Argentina ha tenido una relación tan difícil como la que está teniendo ahora" con el Fondo Monetario Internacional.

El jefe de ministros puso de relieve que "el Gobierno no ha tenido una buena relación con el Fondo desde la primera vez que negoció", cuando recordó que "tuvo enormes discusiones para fijar el superávit" fiscal que debía cumplir el país.

De todos modos, Fernández indicó que hay una posición de firmeza en la discusión con el Fondo Monetario.

En ese sentido, explicó que el FMI es un prestador de última instancia: "Para que la gente entienda es aquel que presta dinero a los estados que están en una situación de crisis a tasas más bajas que la que el mercado ofrece".

"Por eso siempre se le ha reconocido la condición de acreedor de privilegio, el primero que debe cobrar. Esta es livianamente la lógica que impera en el mundo internacional", indicó el ministro.

La inflación. Asimismo, advirtió que "no hay que generar la idea de que estamos en una espiral inflacionaria", aunque reconoció que el Gobierno "sigue con atención" la evolución del índice de precios.

"Estamos siguiendo muy de cerca el tema inflacionario porque es un tema al que hay que prestarle atención. Si crecen el nivel de consumo y la economía, los precios relativos se mueven", dijo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?