El Gobierno explicó la crisis a los empresarios y pidió apoyo

Los hombres de negocios estuvieron ayer en la Quinta de Olivos con el Presidente
Los hombres de negocios estuvieron ayer en la Quinta de Olivos con el Presidente Crédito: Ministerio de Producción
Francisco Jueguen
(0)
12 de mayo de 2018  

La situación era caótica. El partido de River en el Monumental había colapsado la avenida Cantilo y retrasado la llegada a la Quinta de Olivos de los hombres de negocios. Solo unas horas antes, habían recibido la invitación del Presidente a través del ministro de Producción, Fransisco Cabrera, encargado desde el comienzo de la gestión ese vínculo. Como ocurrió con los gobernadores peronistas, el objetivo fue transmitir tranquilidad en medio de la disparada del dólar y tras el sorpresivo retorno del país a un auxilio del Fondo Monetario Internacional (FMI).

No fue una elección al azar. A los empresarios apuntados -todos de buena sintonía con el oficialismo- se les pidió que capilarizaran un mensaje que ayudara a bajar la ansiedad, y lo más importante, a reconstruir la confianza de la sociedad. "Hay que informar bien. El FMI no es malo. La gente tiene una mala visión", reprodujo un empresario presente uno de los conceptos sobre la mesa.

Mauricio Macri no les dio detalles a los presentes sobre el acuerdo con el Fondo y sus condicionalidades. No hubo, por ejemplo, mención a la sugerencia horas antes de Cristiano Rattazzi , presidente de FCA, de un dólar a $26 como situación de equilibrio. Si comentó a los presentes que el mayor ajuste fiscal recalibrado por Dujovne el viernes de la semana pasada (de 3,2% a 2,7%) podría moverse incluso alguna décima más.

El Presidente fue el primero en hablar. Solo mencionó el tema del dólar, pero no profundizó, enumeró el respaldo internacional que recibió el país para afrontar la crisis de liquidez que está viviendo, y les prometió a los empresarios que el cimbronazo durará poco. Lo mismo dijo Cabrera una hora y media después en conferencia de prensa. "Será historia en pocos días", sentenció sobre las semanas de "zozobra" y recalcó que no había una crisis de solvencia en el país. El ministro de Producción también señaló que, por ahora, no hubo un traslado de la suba del dólar a los precios minoristas, aunque no descartó que finalmente llegara, ya que reconoció que muchos valores de la economía están dolarizados.

En la reunión con el presidente estuvieron Jaime Campos (AEA), Amancio Oneto (Molinos), Gerardo Diaz Beltrán (CAME), Miguel Acevedo (UIA), Luis Betnaza (Techint), Eduardo Eurnekian (CAC), Alfredo Coto, Eduardo Elzstain (IRSA), Rattazzi y Martin Migoya (Globant). Junto al Presidente estuvo, además de Cabrera, el coordinador de jefatura de Gabinete, Gustavo Lopetegui. La visita de los empresarios, orquestada por Cabrera, llegó luego de los mensajes públicos de apoyo en los últimos días del G-6 y el Foro de Convergencia. El dólar había tenido un día de furia pese al apoyo del Fondo y de la Casa Blanca que había llegado un día atrás desde Washington.

Luego del Presidente, fue el turno de los empresarios, que hablaron uno por uno. Según contaron a LA NACION fuentes presentes en la reunión, Eurnekian y Elzstain cuestionaron, siempre muy políticamente, la reacción del Banco Central durante la crisis. El dueño de IRSA se retiró temprano de la reunión para cumplir con el sabbath. Oneto y Acevedo, en tanto, comentaron entre ellos el tuit mañanero de Elisa Carrió por el que pidió a los productores de soja que liquidaran su cosecha. En la reunión ese tema no se tocó. Sí, Acevedo cruzaría luego algunos comentarios críticos con Cabrera sobre la actualidad de las pymes, el nivel de las importaciones y el consumo. "Todos estamos apoyando para salir de esta situación", dijo despejando dudas el presidente de la UIA.

"Lo vi muy bien al Presidente. fuerte y firme. Fue una charla franca entre diez empresarios", dijo Rattazzi a este medio. Cerca de Díaz Beltrán filtraron que lo que más llamó la atención de la reunión al empresario fue que se lo veía "tranquilo y confiado". Betnaza contó que Macri reconoció que la volatilidad golpeará la economía, pero afirmó: "Lo vi muy entero y con mucho ánimo".

"Sin dudas, hay que tranquilizar a la gente. Puede haber vaivenes, pero lo importante es que el reordenamiento de las cuentas públicas está siendo acelerado", reconfirmó Migoya, dueño de Globant.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.