Autos: el Gobierno cambia una norma para exportar más

Fuente: Archivo
Francisco Jueguen
(0)
8 de mayo de 2019  • 09:12

Luego del golpe por el aumento de la tasa de estadística a todas las importaciones, una suba que generará una recaudación extra de $30.000 millones este año, el Gobierno decidió hoy una mejora de los reintegros -una rebaja de impuestos- a las terminales automotrices que exportan al Mercosur.

La medida tomada por el Ministerio de Producción y Trabajo, que conduce Dante Sica , aparece en un contexto en el que las exportaciones de automóviles-principalmente a Brasil, el socio comercial más importante- no mejoran aún a la velocidad esperada por el Gobierno, y ante una profunda depresión del mercado interno, lo que genera extendidas suspensiones en casi todas las fábricas locales.

La medida fue celebrada por las empresas locales y también en la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa). Esa celebración fue privada -sin un comunicado- porque la suba de reintegros fue solamente para este sector. "La medida es muy positiva", dijeron a LA NACION en esa cámara.

Sin embargo, varias terminales cuestionaron que esta mejora para la competitividad exportadora llega un día después de que el Gobierno implementara una suba de la tasa de estadística a las importaciones, que también las golpea.

A través del decreto 338/19, publicado hoy, el Gobierno aumentó a 6,5% el porcentaje de reintegros impositivos que les otorga a aquellas automotrices que exportan su producción a destinos dentro del Mercosur. La medida, en rigor, equilibra la carga tributaria del sector para todo el mercado de exportación y comenzará a regir a partir de mañana.

En agosto del año pasado, el Gobierno bajó de 6,5% a 2% el reintegro para las terminales locales que exportaban a Brasil. Entonces se estimó que el dólar mas alto, el flex y el arancel extra-Mercosur otorgaban una ventaja competitiva "considerable". Pero para las exportaciones fuera de Brasil los reintegros se mantuvieron en 6,5% para ofrecer una ventaja competitiva a la ampliación de mercados. Lo que se hizo ahora fue equilibrar y reponer la primera alícuota al 6,5%.

"Trabajamos esta medida sobre la base del diálogo permanente que tenemos con el sector y con los distintos representantes de toda la cadena de valor. Esperamos que la unificación de reintegros permita recuperar el dinamismo en el nivel de exportaciones y motorice un aumento en la producción de unidades previstas para 2019", dijo el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, según un comunicado enviado por esa cartera.

"A partir del reordenamiento del conjunto de variables económicas que se sucedieron a mediados de 2018, y de la posterior modificación sobre los derechos de exportación, la industria automotriz se vio impactada en una menor actividad en su desempeño exportador", reconocieron cerca de Sica.

"La adecuación de los niveles de reintegros aplicables a las posiciones arancelarias intrazona [por el Mercosur] tiende a revertir este proceso, considerando que el 60% de la producción automotriz local se vende al mundo y que, dentro de ese porcentaje, el 70% de los destinos pertenecen a países que conforman el Mercosur", agregaron en Producción.

"Evaluamos periódica y técnicamente el impacto que generaron el nuevo escenario macroeconómico y las cargas impositivas sobre la actividad de las terminales", señaló el secretario de Industria, Fernando Grasso, y agregó: "Esta medida permite reformular las proyecciones sobre las cuales veníamos trabajando en la actividad sectorial, por lo que es una decisión muy importante para reanudar el rumbo previsto sobre el que el sector había realizado las inversiones en los últimos años".

En 2018, el sector automotor empleó a más de 60.000 trabajadores, que representaron el 6% del empleo industrial, y su producción alcanzó cerca de 490.000 unidades. Además, ese mismo año se exportaron 284.000 vehículos, 30% más que en 2017, lo que convirtió al segmento en el segundo complejo exportador más relevante, luego del cerealero.

"Es una buena noticia, sobre todo después de la del aumento de la tasa de estadística, que fue novedosa e inesperada", dijeron en una importante empresa europea. "Eso ayuda. El problema es la tasa de estadística, otro aumento del costo de producción", coincidieron en una competidora. "Es una buena medida que viene bien para impulsar los planes para hacer crecer la exportación que se vienen analizando", agregaron en otra empresa que fabrica en el país. "Lo vemos como una medida positiva", dijeron en una importante empresa de origen asiático.

La crítica sobre los reintegros era muy repetida en el sector, como la que aún se mantiene por las retenciones.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.