El Gobierno pagó más caro y por este año ya se financió

Un bono por US$ 1200 millones al 13% anual
(0)
26 de octubre de 2000  

La Argentina cerró ayer las necesidades de financiamiento del 2000 con un bono-pagaré por 1200 millones de pesos que en su tasa reflejó las malas condiciones de los mercados.

El Gobierno utilizó la "única vía" -puertas adentro del país- que existe en estos días para los mercados emergentes por la alta volatilidad bursátil, según el subsecretario de Financiamiento, Julio Dreizzen.

De esta manera, el colchón para el año próximo es de unos 700 millones de dólares, según fuentes oficiales. En el mercado arreció ayer toda clase de rumores referidos a la Argentina, incluido la posibilidad de un préstamo sindicado de varios bancos y del Tesoro de EE. UU. para sumar fondos al 2001.

El Gobierno desmintió estas versiones, aunque fuentes del sector financiero explicaron a La Nación que la oficina del Tesoro que dirige Lawrence Summers "está trabajando" sobre un posible paquete de asistencia para la Argentina.

Además de la inestabilidad global, los planes de Economía sufrieron el efecto de la crisis política interna, que se refleja en un aumento de 150 puntos en el riesgo país en las últimas semanas.

El spread del bono de ayer sobre la tasa de Encuesta fue de 580 puntos básicos, contra 471 puntos pagados un mes atrás. La tasa nominal del primer cupón fue del 13 por ciento anual.

La tasa de encuesta está fijada sobre la encuesta diaria que realiza el Banco Central sobre los depósitos en dólares a plazo fijo. La amortización será al 30 de octubre de 2002. Si bien la propuesta inicial era de 1000 millones de dólares, terminó en 1200 millones a partir del aporte de 334 millones del Banco Galicia, 333 millones del Francés, 333 millones del Río, 100 millones del Bisel, 50 millones del ABN Amro y otros 50 millones de la Banca Nazionale del Lavoro.

El cronograma de desembolsos se divide en un 25% el 30 de este mes, 25% el 15 de noviembre y el restante 50% el 30 del mismo mes.

Según Dreizzen, la tasa fue "razonable", dadas las condiciones actuales de los mercados internacionales.

La tasa es menor que la que el Gobierno pagó anteayer por una colocación de Bontes.

Un analista de un banco de inversión de EE.UU. señaló que la tasa pagada ayer refleja el apoyo de los bancos locales a los planes de financiamiento del Gobierno.

En este sentido, el director de financiamiento, Federico Molina, sostuvo que los bancos suelen mirar más los fundamentos de la economía que los tenedores de bonos, preocupados por sumarse al "vuelo a la calidad" que domina al mundo en estas últimas semanas.

Otra fuente del equipo económico expresó, con tranquilidad, que "se pagó un punto menos que lo que estaban rindiendo en el exterior los bonos argentinos a 2 años", el mismo plazo del bono pagaré.

Esta hipótesis no convenció al economista Martín Redrado, de la Fundación Capital. "Estas tasas levantan más dudas sobre la capacidad de pago de la Argentina", dijo el especialista a La Nación .

Según Redrado, convalidar estas tasas "hace inviable el esquema de pago y le pone un piso muy alto al costo de financiamiento de cualquier empresa".

Por otro lado, el subsecretario Julio Dreizzen destacó que con estos fondos la Argentina cierra sus necesidades financieras de 2000 y suma 300 millones al "colchón" del año próximo. Para este año sólo resta una licitación por 500 millones en Letes que se desarrollará el mes próximo.

En 2001, la Argentina deberá afrontar vencimientos de deuda por unos 18.000 millones de dólares y, en principio, tiene previsto colocar un 50% en el mercado local y otro tanto en el extranjero. En principio, el Gobierno apuesta a seguir hasta fin de año en el mercado local.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.