El Gobierno prevé ahorrar casi $ 700 millones en la Anses

Enviará al Congreso un proyecto para cambiar el sistema de juicios contra el Estado
Enviará al Congreso un proyecto para cambiar el sistema de juicios contra el Estado
Francisco Olivera
(0)
22 de agosto de 2001  

"Acá había tantos gerentes que no teníamos lugar para hacer una reunión de gabinete. Cada vez que me ocupaba de un tema, necesitaba hablar con siete gerentes. Así, es imposible trabajar." Douglas Lyall, interventor de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), eligió el ejemplo más drástico que tuvo al alcance para describir la situación del organismo encargado de pagar las jubilaciones. Ayer, junto con la ministra de Trabajo, Patricia Bullrich (ver pág. 2), dio a conocer un plan que le permitirá al Gobierno ahorrar casi 700 millones de pesos para el año próximo.

La reforma, que fue presentada ayer al presidente Fernando de la Rúa durante la reunión de gabinete en la Casa Rosada, tiene cuatro puntos básicos: una reestructuración del organismo (se reducirán a 48 las actuales 82 gerencias); un nuevo régimen de asignaciones familiares que prevé la eliminación de los intermediarios; la cancelación de las jubilaciones provinciales que no cumplan con los requisitos legales, y un proyecto de ley que será enviado al Congreso, destinado a cambiar el actual sistema de juicios contra el Estado.

"Pagamos más de 203.000 beneficios provinciales, y casi el 20% de ellos no tiene siquiera un expediente. En algunas provincias dicen que desaparecieron. Vamos a terminar con esos privilegios", se entusiasmó Lyall.

-El año último, Melchor Posse, en este despacho, dijo exactamente lo mismo. Campero tampoco lo logró. ¿Qué razón hay para que se cumpla esta vez?

-Es cierto que la Anses tenía detectado el tema. Todos sabíamos que existían beneficios irregulares. Teníamos identificadas las amas de casa fraudulentas en La Rioja, las invalideces de San Juan... Pero faltaba una decisión política que dijera: Hay que dar de baja , porque la presión de los gobernadores es muy fuerte. Sin embargo, hoy mismo el Presidente dio el apoyo político necesario para llevar esto adelante. Y no tenemos otra salida.

Lyall agregó que se investigará uno a uno esos haberes, y que entre mañana y pasado mañana, por ejemplo, se reunirá con el gobernador de La Rioja, Angel Mazza, para firmar un convenio destinado a eliminar el Organismo Interjurisdiccional de esa provincia, entidad que otorga allí las jubilaciones. "Ahora, la decisión de dar prestaciones la tendremos nosotros", dice.

El Gobierno pretende de este modo suavizar el efecto del ajuste previsional porque cree que son las provincias, para las que destina casi 170 millones anuales, donde hay que buscar el mayor ahorro. Hoy, el haber promedio nacional es de $ 300, bastante menos que los $ 700 que perciben quienes se jubilaron en las cajas provinciales.

Otra reforma importante será el proyecto para modificar los procedimientos en los juicios contra el Estado. La Anses tiene hoy 120.000 litigios en trámite, y el 80% de ellos corresponde a errores de cálculo en el haber inicial. La mayoría pertenece a épocas de inflación, cuando el índice general de remuneración que se utilizaba como base estaba muy por debajo del costo de vida. Así, jubilados que debían percibir un haber de $ 1000 terminaron cobrando apenas $ 200.

Eso provocó desajustes evidentes. Desde 1992 hasta el año último, la Anses pagó $ 11.358 millones por juicios, algo así como el 70% de lo que abona el país anualmente en intereses de la deuda. Y gastará casi 800 millones este año por la misma cuestión.

Para graficarlo más claro: la Anses recibe por día 100 sentencias judiciales, y cada abogado que trabaja en el organismo tiene a su cargo 1600 juicios. "No tienen ninguna posibilidad ni de controlar, ni de armar una buena defensa, ni de tener conocimiento de los expedientes -dice Lyall-. No existe en el mundo estructura capaz de liquidar esa cantidad, ni organismo que tenga una cartera litigiosa pasiva tan grande. Eso hace que la Anses no liquide, y que la otra parte sí presente una liquidación porque sabe que el Estado no la va a poder impugnar. Así, lo presentado por el jubilado quedará firme en el plazo de cinco días."

El proyecto consiste entonces en crear un cuerpo de liquidadores que dependerá de la Corte Suprema. "Se discutirá sólo la liquidación, no el derecho. ¿Para qué voy a discutir un juicio que sé que voy a perder? Ahora, en cambio, en cada demanda les daremos la razón en el derecho y practicaremos sólo la liquidación. Así eliminaremos toda la discusión sobre inconstitucionalidades, que es la que lleva años y acumula retroactividad.", agregó Lyall.

Estructura desbordada

  • 657

    Millones de pesos


    Es el ahorro que espera hacer el Gobierno en la Anses para el año próximo.
  • 203.839

    Jubilados provinciales


    Es la cantidad de beneficiarios que perciben actualmente haberes de las cajas provinciales.
  • 1600

    Juicios contra el Estado


    Es la cantidad de sentencias que tiene a su cargo cada abogado de la Anses.
  • 70

    Días de retraso


    Es la demora que sufre hoy un trámite jubilatorio en el Estado, desde que se inicia hasta que se otorga el beneficio.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.