El Gobierno puso paños fríos a la polémica con Prat-Gay

(0)
29 de mayo de 2003  • 14:02

El Gobierno intentó hoy poner paños fríos a la polémica que generaron las declaraciones del titular del Banco Central, Alfonso Prat-Gay, quien consideró como "un disparate" la preferencia manifiesta del presidente Néstor Kirchner por un dólar a 3 pesos.

Así, el ministro del Interior, Aníbal Fernández, le restó interés a las polémicas expresiones, al considerar que es el Presidente quien debe analizar con el número uno del organismo de control monetario "de qué se está hablando".

"Yo no le asigno mucho valor, porque las expresiones que por lo menos conozco yo, no son todo lo profundas que se pretende exhibir", indicó Fernández.

Prat-Gay habló ayer durante un seminario realizado en la Universidad Hebrea de Jerusalén, en Buenos Aires, y consideró que las expresiones del presidente Kirchner en cuanto a su preferencia por mantener el dólar a tres pesos "es un enorme disparate", a la vez que afirmó que el FMI "define" la política económica en la Argentina, además del Ministerio de Economía y la entidad que él preside.

Horas después de su discurso, el BCRA mediante un comunicado oficial, intentó relativizar sus declaraciones matinales señalando que "en un tono coloquial se refirió a la imposibilidad de predecir cuál será en el futuro el tipo de cambio de equilibrio en un determinado país".

"La política del Banco Central, tal como lo ha repetido Prat-Gay en numerosas oportunidades, es la de fijar metas de inflación y no de tipo de cambio. La preocupación no es el valor del dólar sino el valor del peso", agregó el comunicado.

A pesar de la trascendencia de la polémica, el dólar se mantenía hoy prácticamente estable, al aumentar apenas un centavo respecto de su valor de ayer y colocarse en 2,91 pesos.

Por su parte, Aníbal Fernández sostuvo que "esto se tiene que analizar detenidamente entre el Poder Ejecutivo y el Banco Central y poner en claro de qué se está hablando".

"Flaco favor se hace cuando tomamos expresiones literales que a lo mejor no son exactamente eso", señaló Fernández a radio América, al tiempo que remarcó: "Como mi interés es ir al fondo y no solamente a la forma de lo que estamos tratando, no le asigno más valor hasta que el Presidente lo pueda charlar".

En tanto, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, abogó anoche porque "la mesura predomine y que expresiones tan arrogantes no se repitan".

Fernández reveló que mantuvo un contacto telefónico con Prat-Gay, en el que le manifestó que había "sido sacada de contexto esa frase".

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.