El Gobierno retrocede con los cambios que quería introducir en Vaca Muerta

El crecimiento de Vaca Muerta no está exento de polémicas
El crecimiento de Vaca Muerta no está exento de polémicas Fuente: Archivo
Recrudeció la disputa con las petroleras por los límites a la cantidad de producción que recibe un incentivo fiscal
Sofía Diamante
(0)
29 de enero de 2019  

La puja entre las petroleras y el Gobierno por el subsidio a la producción de gas de Vaca Muerta fue en alza en las últimas horas e hizo volver a foja cero las negociaciones que estaba llevando adelante el nuevo secretario de Energía, Gustavo Lopetegui, con el sector.

El tema en discusión es el cambio que se quiere implementar en el mecanismo de incentivos fiscales a los proyectos de producción no convencional de gas que había establecido en 2017 el entonces ministro Juan José Aranguren con la ya famosa resolución 46.

En el último mes -desde que asumió Lopetegui-, el Gobierno había llegado a un principio de acuerdo con las petroleras para cambiar la cantidad de producción de gas que estaría subsidiada y el método en que se calcularía el desembolso: en vez de asegurar un precio base por millón de BTU (medida inglesa que se utiliza en el sector), el Gobierno ofrecería un subsidio fijo sobre el valor del mercado.

Si bien en un principio las petroleras estaban de acuerdo con los cambios, una discusión que se gestó el año pasado impidió el avance del acuerdo. Resulta que cuando salió la resolución 46 se presentaron ante el Gobierno aproximadamente 19 proyectos de inversión en nuevos desarrollos de producción.

De total de proyectos solo se aprobaron ocho. Uno en particular fue el que más subsidios recibió: el proyecto de Tecpetrol de producción en el yacimiento de Fortín de Piedra.

La empresa petrolera del Grupo Techint invirtió más de US$1800 millones para desarrollar de cero un área que hoy produce 17,5 millones de metros cúbicos (m3) de gas diarios. Su caso fue presentado por el Gobierno antes inversores extranjeros para mostrar el potencial que tiene Vaca Muerta.

Dentro de los cambios que Lopetegui quería implementar en la nueva resolución 46 estaba el de limitar el subsidio a la cantidad de producción declarada a la hora de presentar los proyectos. En el caso de Tecpetrol, la empresa había estimado una producción de 8,5 millones de m3 diarios, casi la mitad de lo que produce hoy. Pero el Gobierno estaba dispuesto a aceptar la producción de la empresa a diciembre de 2018, ya que en el contrato firmado en 2017 no se establecía un límite a la cantidad de producción.

Para el resto de los proyectos que no habían entrado en el esquema de incentivos, la Secretaría de Energía había tomado el compromiso de aceptarlos, pero con la limitación de la producción estimada en su momento, ya que no había ninguna obligación firmada de por medio.

Esta diferencia fue la que hizo caer la nueva resolución 46. Las empresas quieren las mismas condiciones para todos y que Tecpetrol reciba el subsidio por la cantidad que estimó en 2017. Sin embargo, como la petrolera tiene un contrato firmado, podría avanzar en una demanda judicial sino le respetan las condiciones.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.