Financiamiento dentro del Estado. El Gobierno tomó $ 5600 millones del Banco Nación