El impuesto a electrónicos, trabado

El kirchnerismo no reunió quórum en el Senado; la oposición denunció que el proyecto beneficia a una empresa
Gustavo Ybarra
(0)
3 de septiembre de 2009  

El kirchnerismo fracasó ayer en su intento de sancionar el proyecto de ley del Gobierno que propone imponer impuestos internos y duplicar el IVA a productos tecnológicos que no sean fabricados en Tierra del Fuego, en medio de las denuncias de la oposición de que la iniciativa está dirigida a beneficiar a una empresa de acondicionadores de aire.

"Los fabricantes de aire acondicionado nos dijeron que, por una modificación introducida en Diputados, habría una transferencia a una sola empresa de un negocio de 30 millones de dólares", explicó la senadora María Eugenia Estenssoro. El cambio cuestionado por la oposición, que fue una de las causas que los llevaron a negarle el quórum al oficialismo, fue introducido en la Cámara baja y elevó de 6000 frigorías hasta "seis toneladas" los equipos alcanzados por los impuestos.

"Lo queremos investigar, pero el único beneficiado con este cambio sería BGH, así que vamos a pedir una nueva serie de audiencias públicas para la semana próxima", explicó Gerardo Morales (UCR-Jujuy).

En realidad, la oposición se hizo eco de un mail anónimo que recibieron ayer varios legisladores en el que se alerta que el cambio introducido por el diputado y presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda, Guillermo Marconato (PJ-Santa Fe), "lo único que hace es que un negocio de aproximadamente 30 millones de dólares sea monopolizado por BGH, la empresa que fogonea de varias formas este cambio".

Siempre de acuerdo con el libelo, en el país hay otras dos empresas en condiciones de cumplir esas condiciones. Una de ellas es New San, "que en varias ocasiones ha manifestado que el negocio de aire acondicionado superior a 6000 frigorías no le interesa". La segunda firma "es la Cooperativa Renacer, ex Aurora, que no tiene un proyecto de negocios que le permita pensar en desarrollar las capacidades que le son otorgadas".

Fuentes de Afarte, la asociación que reúne a las empresas de Tierra del Fuego, desmintieron las versiones que apuntan a un beneficio exclusivo para BGH y atribuyeron el cambio a un tecnicismo en la medida de potencia, que "fue verificada por el Ministerio de Producción". Las mismas fuentes reconocieron que "BGH es el mayor fabricante de la isla de estos equipos para pequeños comercios; Sanyo quizá tenga alguna producción, pero el líder es BGH. Si se aprueba el impuesto todos van a producirlos y hay varios proyectos aprobados para producirlos bajo el régimen de promoción". El proyecto que el kirchnerismo no pudo tratar ayer elimina la exención en impuestos internos y eleva al 21% (en la actualidad es del 10,5%) el IVA para productos como monitores de LCD y teléfonos celulares producidos fuera de Tierra del Fuego. "Creemos que aquí hay un montón de negocios, la mayoría dirigidos a las arcas kirchneristas y a sus aliados", agregó Estenssoro.

Interrogante

El traspié del kirchnerismo se produjo de manera inesperada. La estrategia de todo el arco opositor tomó al oficialismo con 9 legisladores ausentes, por lo que se le hizo imposible reunir el número para abrir el debate. El fracaso de ayer abre un serio interrogante en el oficialismo, ya que el proyecto forma parte del plan de la Casa Rosada para conservar la lealtad de los dos senadores por Tierra del Fuego (ex ARI), que vienen apoyando a libro cerrado todas las iniciativas oficialistas. De hecho, la falta de pericia del oficialismo encontró a la gobernadora de esa provincia, Fabiana Ríos (ARI), esperando en el Salón Rosado del Senado por un quórum que nunca llegó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.