La nueva propuesta: primeras repercusiones. El mercado, a la espera de más precisiones