El Mercosur se reúne en un clima incierto

La crisis argentina preocupa al bloque
Alejandro Rebossio
(0)
20 de diciembre de 2001  

Hasta anoche no se sabía bien quién representará a la Argentina en la cumbre presidencial del Mercosur, que se celebra hoy y mañana en Montevideo. Sólo estaba confirmada la presencia del canciller Adalberto Rodríguez Giavarini. El ministro volará desde Nueva York, donde ayer se encontró con el secretario general de las Naciones Unidas, Kofi Annan, hasta la capital uruguaya, con una escala en el aeropuerto de Ezeiza.

La reunión, sin embargo, también congregará a los presidentes de los países miembros y sus ministros de Economía. Más allá de la incertidumbre sobre las asistencias, nadie duda de que la Argentina será el centro del debate en Montevideo.

"Analizaremos las formas para superar este momento de crisis", admitió un diplomático brasileño en Buenos Aires. El gobierno del socio mayor del Mercosur evitará recomendar a la Argentina que devalúe, tal como sugieren los economistas de ese país, por una cuestión de respeto. El presidente Fernando Henrique Cardoso y su equipo no quieren caer en lo mismo que critican: cuando el Palacio de Hacienda argentino se queja del tipo de cambio flotante del real.

Los analistas independientes brasileños consideran que la dolarización en la Argentina sería perjudicial para su país, pues alejaría la posibilidad de crear la anhelada moneda común del bloque. No obstante, reconocen que una medida así atraería la inversión extranjera hacia Brasil, con activos más baratos que los dolarizados de la Argentina.

La devaluación del peso, según los economistas brasileños, facilitaría la unidad monetaria del Mercosur, al tiempo que contribuiría a reactivar la poco competitiva producción argentina. Esto último resultaría beneficioso también para Brasil.

Una alta fuente del Palacio San Martín dijo que se debatirá cómo y en qué sectores aplicar salvaguardias (aranceles o cupos) para proteger a determinadas industrias argentinas ante la devaluación del real. También se tratará la liberalización del comercio de autos en el bloque, las negociaciones conjuntas con EE.UU. y la Unión Europea y la creación de un mecanismo de solución de controversias.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.