Mercado de Valores. El Merval operó al ritmo del samba