El ministro de finanzas cordobés prevé un panorama desalentador para las provincias

Esteban Dómina consideró que los anuncios afectuados anoche por el ministro Cavallo demuestran que los compromisos asumidos con el FMI "implican metas fiscales muy duras"
(0)
10 de diciembre de 2001  • 14:40

El ministro de Finanzas de Córdoba, Esteban Dómina, sostuvo hoy que los anuncios efectuados anoche por el ministro de Economía, Domingo Cavallo, marcan un "panorama desalentador" para las provincias y demuestran que los compromisos asumidos con el FMI "implican metas fiscales muy duras".

"Hemos escuchado atentamente las primeras declaraciones del ministro Cavallo (luego de su viaje relámpago a los Estados Unidos), y no da mayores precisiones" con respecto a los sectores que deberán achicarse aún más para alcanzar una reducción del gasto de aproximadamente 4000 millones para el año próximo, señaló.

En declaraciones a radio Universidad, el funcionario cordobés expresó que "lo que va trascendiendo marca un panorama desalentador, sobre todo para las provincias", ya que "es evidente que los compromisos con el Fondo implican metas fiscales muy duras, que obligan al gobierno nacional a dar marcha atrás a algunas medidas que ya se habían tomado", apuntó.

Dómina se quejó porque los anuncios formulados anoche por Cavallo "van a golpear también a Córdoba, ya que no hay olvidar que algunos de los planes de competitividad" que quedarían sin efecto "benefician a sectores industriales de la provincia".

"Lo más grave, sin embargo, sería que se dé también marcha atrás en los compromisos asumidos con las provincias y se afecte el giro de recursos nacionales", ya que una medida así "nos puede llegar a poner en situaciones muy complicadas", agregó el ministro de Finanzas.

Recordó que "ya con el pacto federal hace poco firmado con la Nación, Córdoba va a contar el año próximo con alrededor de 200 millones de pesos menos, a esto hay que sumarle, si esta recesión se prolonga como evidentemente está a la vista, la caída de la recaudación propia que tendrá un impacto en los ingresos provinciales", se lamentó.

Dómina ratificó que, obligado por estas circunstancias y en el marco de la emergencia económica decretada por el gobernador José Manuel De la Sota, el ajuste mayor deberá producirse en el área del Poder Ejecutivo.

Señaló que en el Legislativo, con el cambio al sistema unicameral, "se ha producido un ahorro de unos 20 millones de pesos" y que otra cifra similar se alcanzó con la rebaja voluntaria de las remuneraciones de los jueces y otros ajustes aplicados al Poder Judicial.

La intención del Gobierno es reducir la planta del personal en un número cercano a los 15 mil trabajadores y para ello ha implementado jubilaciones automáticas y pretende avanzar en retiros extraordinarios y pasividad anticipada, lo que le ha generado un serio conflicto con los gremios estatales.

Fuente: DyN

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.