El "nuevo" dólar debutó a la baja y abrió una brecha en el mercado cambiario

Fuente: Archivo - Crédito: Shutterstock
Cayó casi 6% en un día con pocas operaciones; el resto de sus cotizaciones se redujeron menos o subieron
Javier Blanco
(0)
3 de septiembre de 2019  

El algo más restringido dólar oficial bajó ayer un 6% promedio en la primera rueda de operaciones tras la imposición, el fin de semana, del nuevo esquema cambiario, un movimiento que hizo que se comience a abrir una brecha con el resto de las cotizaciones que surgen para la divisa por operaciones de mercado.

El billete cerró a un promedio de $58,41 y $56,04 para la venta al público y mayorista, valores que suponen retrocesos de $3,62 y $3,48 (-5,85% en ambos casos) respecto de los cierres a $62,02 y $59,52 del viernes, según el habitual relevamiento del Banco Central (BCRA).

Sin embargo, se trata de valores que los operadores consideran poco representativos dado el muy escaso volumen de operaciones que se pudieron concretar, básicamente por los problemas que tuvieron los bancos y agentes cambiarios para adecuar sus sistemas operativos a las nuevas normativas. A ello se agregó un feriado en Estados Unidos (por el Día del Trabajo) que dejó a la plaza sin su habitual referencia externa.

Después de todo, el monto total operado de contado apenas llegó a los US$84,3 millones, lo que supone 13% del movimiento de un día "normal". "Es una operatoria muy limitada como para sacar conclusiones sobre los precios o para saber si esto se calma o no. Alguna pista mejor de eso tendremos a partir de mañana [por hoy] con el mercado funcionando a pleno", advirtió el analista Christian Buteler.

Por lo pronto, el valor del billete también se abarató en las operaciones a futuro (los contratos se pactaron a precios 13% inferiores a los del viernes) y en las operaciones bursátiles cuyo objetivo es arbitrar divisas, ya que el denominado "dólar MEP" (por la sigla del mercado electrónico de pagos) o "dólar bolsa" -que surge de la negociación local de bonos en pesos por dólares- se operó a un promedio de $60,03 (-3,1%).

Pero se mantuvo más firme en las muy escasas operaciones pactadas para liquidar en el exterior recién hoy por el feriado mencionado (el contado con liquidación), que quedó a $62,25, y se movió al alza en el mercado negro o paralelo, que volverá a recuperar algo de protagonismo: allí, para acceder a la divisa se pagó a $ 63,50, 50 centavos por encima del valor promedio a que se había operado el viernes, lo que implica una brecha de 8,7% con el oficial.

La jornada, que se abrió con la City porteña inundada de blindados (para dotar a los bancos de los billetes con que enfrentar la ola de retiros), se caracterizó por una apertura tardía y lenta de las operaciones. Es que los operadores tenían instrucciones para evitar el cierre de transacciones hasta disipar todas las dudas sobre la nueva normativa. "Se demoró la planilla con las instrucciones básicas para cada operador y nos dijeron que es porque lo asesores legales, a su vez, llegaron tarde con los apuntes", explicó el jefe de mesa de operaciones cambiarias de un banco privado líder.

Dudas e inconvenientes

La situación se complicó además porque los bancos y agentes no tuvieron el tiempo suficiente para adecuar sus sistemas operativos a las nuevas normas. "De haber definido esto el viernes se llegaba, pero recién nos informaron el domingo por la tarde", se quejó un cambista.

A eso se sumaron las dudas. "Vemos una zona gris en la nueva normativa. Tal como está redactada no está claro que los exportadores deban liquidar cobros anteriores a hoy. Esto dejó un mercado anémico y casi sin operaciones", explicó Sebastián Centurión, de ABC Cambios.

En estas condiciones, se cree que el mercado recién podrá rearmarse con el correr de los días.

Mientras tanto, el BCRA aprovechó para dar nuevos incentivos a las colocaciones a tasa en pesos, al convalidar un nuevo aumento en la tasa de referencia, que llevó al 85,7% anual (lo que supone máximos niveles desde mediados de 2002), aunque eso no le permitió renovar el total de la deuda en letras de liquidez (Leliq) que le vencían en el día.

En el mercado creen que la cuarta inyección monetaria consecutiva por esta vía (que alcanzó los $79.160 millones ayer y totaliza casi $365.000 millones en las últimas 4 ruedas) responde básicamente al desarme de plazos fijos en pesos ante la escalada alcista del dólar.

Por lo pronto, ayer Sandleris debió admitir que la volatilidad financiera le generó al BCRA el primer incumplimiento formal de sus metas monetarias (fueron superadas en 1,4%) y lo obligan a discutir con el FMI una readecuación de estas para septiembre, algo que tendrá que contemplar las circunstancias de mercado, aunque anticipó que la idea hacia adelante es mantener una "estricta política monetaria" y tasas "reales positivas para incentivar el ahorro en pesos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.