Estadísticas polémicas / Preocupación de economistas. El país lleva ya dos años sin un índice confiable de inflación