El país pelea por más préstamos

Feletti dijo que presiona para aumentar la capacidad prestable del BID y el Banco Mundial
(0)
21 de diciembre de 2009  

La Argentina busca redoblar la presión para que aumente la capacidad prestable del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) como vía de salida de la crisis global, según el viceministro de Economía, Roberto Feletti. En una entrevista con La Nacion, el secretario de Programación Económica reconoció que los países más ricos se resisten a este aumento que, en el caso del BID, beneficiaría a la Argentina con un alza de préstamos de los US$ 8000 millones actuales a unos 13.000 millones.

En el primer trimestre de 2010 se definirá este posible aumento en la capitalización de ambas entidades. El funcionario –encargado de manejar la relación con el BID y el BM, bajo la supervisión del ministro Amado Boudou– consideró que, en forma paralela, los países de la región deben aumentar la desdolarización y el volumen del comercio, sin desproteger sus mercados internos. En la economía surgida de la crisis global, según Feletti, la Argentina debe profundizar su rol de productor "sofisticado" de alimentos y de servicios, además de profundizar su integración productiva con Brasil.

–¿Cuál es su diagnóstico sobre la evolución de la crisis global?

–Se mantiene la incertidumbre, porque aunque se recuperó el valor de los activos financieros, no sube el empleo. Además, los países desarrollados aparecen más preocupados por resolver sus déficits y desequilibrios que por reconstituir la demanda internacional. Se ve en el G-20, donde quieren volver a reforzar el rol del Fondo Monetario Internacional.

–¿Y qué salida buscan?

–No les resulta tan sencillo, porque, a diferencia de los 70, los recursos están en manos de países en desarrollo y de los fondos soberanos.

–¿Qué rol tienen los países en desarrollo en esa discusión?

–La contracara de querer reforzar al FMI es el pedido de los países en desarrollo de querer aumentar la capitalización de los bancos multilaterales, para que presten más fondos y les den más poder a los que piden los créditos. Pero los países ricos se resisten a aceptar ese aumento.

–En marzo debería votarse el aumento de la capitalización del BID. ¿EE.UU. lo apoya?

–El gobierno de EE.UU. aclaró que cualquier aumento para el BID tiene que pasar por el Congreso de su país, donde deberían aclarar que deben explicar cada proyecto en particular, lo cual va en contra del pedido de agilizar los créditos. En el caso del Banco Mundial, la situación financiera es más holgada, aunque aún no se acordó en forma total que los países emergentes tengan el mismo poder que los desarrollados.

–¿Cómo se ubica la Argentina en esta discusión?

–En el caso del BID, pide recibir préstamos por US$ 13.000 millones, frente a los 8000 millones actuales, lo cual sería posible sólo con el aumento de la capitalización. Y, además, va camino de ser socio pleno de la Corporación Andina de Fomento (CAF) cuando el Congreso lo apruebe por ley.

–¿Qué otras medidas pueden servir para anticipar el efecto de nuevos episodios de la crisis?

–Hay que proteger el comercio y aumentar la desdolarización en el intercambio dentro de la región.

–Pero la crisis global provocó barreras entre la Argentina y Brasil. ¿Eso no refleja la fragilidad de la integración?

–No, pero demuestra que ambos países deben discutir en forma más profunda su agenda de integración productiva, que aparece lejana.

–¿Qué rol debería ocupar la Argentina entonces?

–Desarrollar su rol de productor sofisticado de alimentos y también de servicios, pero no necesita producir todos los bienes. Eso debe equilibrarse con protección del mercado interno, para que no ocurra lo que pasó con los procesos de apertura de Martínez de Hoz y Cavallo.

–¿Cómo se logra ese equilibrio?

–Reduciendo las asimetrías entre los países socios, que son monumentales y que nadie cubre, a diferencia de lo que ocurre en Europa.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.